Skip to main content

La dieta mediterránea es la mejor del mundo por quinto año consecutivo

Dieta mediterranea

Depositphotos

Andrea Núñez-Torrón Stock

12/01/2022 - 07:31

La dieta mediterránea ha sido nombrada de nuevo la forma más saludable de comer en 2022 según la clasificación de US News and World Report. Rica en verduras, grasas saludables y proteínas magras, ocupa el primer lugar por quinto año consecutivo.

La dieta mediterránea, basada en los hábitos alimentarios tradicionales propios de las regiones de Grecia, Italia y España, ha sido nombrada la mejor dieta del mundo en líneas generales por quinto año consecutivo por un panel de expertos de US News & World Report.

Rica en alimentos de origen vegetal, con cantidades moderadas de proteínas magras y grasas saludables, la dieta también obtuvo el primer puesto como la dieta más fácil de seguir, la mejor dieta a base de plantas, la mejor para la salud del corazón y la mejor para las personas con diabetes.

La clasificación fue elaborada por un conjunto de especialistas en nutrición, salud cardíaca, diabetes y pérdida de peso.

El panel analizó 40 dietas populares, clasificándolas según criterios como la facilidad para seguir cada plan de alimentación, el potencial de pérdida de peso a corto y largo plazo y la capacidad de influir en ciertas enfermedades como la diabetes.

Los expertos elogiaron la dieta mediterránea por ser nutricionalmente equilibrada, fácil de mantener a lo largo del tiempo e incluir una amplia gama de alimentos, incluido el vino tinto

Hay un extenso cuerpo de evidencias científicas que vinculan esta alimentación con una vida más larga y saludable, aunque seguirla y preparar sus recetas puede llevar mucho tiempo que otras. 

La dieta mediterránea está relacionada con beneficios como un menor riesgo de enfermedad y un envejecimiento saludable

La dieta mediterránea se basa en cómo comen las personas en los países ribereños del mar Mediterráneo, abarcando las zonas azules, regiones donde las personas tienden a vivir vidas más largas y saludables, llegando incluso a los 100 años.

Dado que la dieta mediterránea incorpora una amplia gama de tradiciones e ingredientes, no se centra en recetas específicas. En cambio, sus principios básicos se basan en comer muchos productos como verduras de hoja verde, cereales integrales, legumbres, hierbas y especias. 

También es rica en grasas saludables, como el aceite de oliva y los frutos secos, así como en proteínas magras procedentes de fuentes como el pescado y las aves.

La investigación sugiere que estos hábitos alimenticios están relacionados con beneficios como una mejor salud cardíaca, menor riesgo de diabetes, menos inflamación y la prevención del deterioro cognitivo relacionado con la edad.

También incorpora pequeñas cantidades de vino, que pueden promover el colesterol bueno para un corazón y cerebro saludables.

Es una dieta fácil de seguir y mantener a largo plazo

Uno de los mayores atractivos de la dieta mediterránea es que incluye una gran variedad de alimentos

No elimina ningún alimento ni tampoco restringe las calorías. Como resultado, es poco probable que las personas experimenten riesgo alguno por este plan de alimentación, según el análisis de los expertos. 

Además, la flexibilidad para personalizar la dieta en función de sus propias preferencias y estilo de vida facilita el mantenimiento a largo plazo, según las personas que siguen la dieta.

Otras dietas equilibradas y fácilmente adaptables, como la DASH y la flexitariana, también obtuvieron una alta calificación por parte de los expertos.

Por el contrario, los planes de alimentación más restrictivos, como la dieta cetogénica o la dieta Dukan, merecieron malas calificaciones, ya que son más difíciles de mantener con el tiempo. 

Además, la restricción severa de varios grupos de alimentos o de calorías también puede crear un riesgo de desequilibrio nutricional o trastornos alimentarios, tal y como sugieren diversas investigaciones

Si estás buscando una pérdida de peso rápida o conveniencia, la comida mediterránea puede no ser ideal

Ninguna dieta es perfecta para todos. Una de las pocas desventajas de la dieta mediterránea es que se necesita tiempo y conocimiento para preparar alimentos saludables, y los ingredientes a veces pueden ser costosos, según el panel encargado de la clasificación. 

Dado que la dieta no fue diseñada para bajar de peso, no exige cuánto debe comer ni proporciona comidas específicas o estructura de alimentación, lo que puede dificultar la pérdida de peso rápida. 

En este sentido uno de los puntos fuertes es que fomenta la moderación a la hora de consumir carnes rojas, azúcar y alimentos procesados, lo que significa que puede funcionar para perder peso, particularmente como parte de un estilo de vida saludable.

Perder peso con la dieta mediterránea depende en gran medida de cómo se compare con tu dieta actual y tu plan de alimentación específico, incluyendo el tamaño de las porciones.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Andrea Núñez-Torrón Stock.

Y además