Skip to main content

Diseñan un material ultrafino capaz de enfriar edificios

El nuevo material elimina el calor de los edificios: enfriamiento fotónico radiante

23/07/2015 - 11:24

Mantener frío un edificio resulta a veces complejo y a menudo caro, sobre todo cuando se utilizan materiales baratos en la construcción que apenas aislan el calor exterior. Para solucionar este problema un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford ha creado un material capaz de enfriar edificios a través de un sistema que podría rebajar drásticamente el consumo energético en las ciudades.

El invento consiste en un sistema pasivo que no produce aire frío sino que logra reducir el calentamiento térmico por el sol. Funciona sin enchufe alguno, es respetuoso con el medioambiente y es eficaz incluso en invierno, lo que invita a pensar que podría resultar un material útil para el revestimiento de edificios.

"Piensa en ello como si fuera una ventana al espacio. Hemos creado una especie de radiador que, a su vez, funciona como un excelente espejo", resumen los responsables del proyecto.

¿Harto de la ola de calor? Decídete a comprar un aparato de aire

El material diseñado por los científicos de Stanford tiene apenas 1,8 micras de espesor, siendo mucho más fino que el papel aluminio, y está compuesto por siete capas irregulares de dióxido de silicio y óxido de hafnio colocadas sobre una finísima capa de plata.

¿Cómo funciona el sistema? Por un lado, envía la radiación infrarroja solar al exterior de la atmósfera y, por otro, actúa como un espejo para reflectar la luz directa del sol con un 97 por ciento de eficacia, aunque esto podría implicar un evidente problema de iluminación. 

El ladrillo del futuro del MIT para construir sin contaminar

El sistema, bautizado como enfriamiento fotónico radiante, puede reducir hasta en 5 grados la temperatura según sostiene el artículo publicado en la prestigiosa revista Nature. 

Sin embargo, el prototipo desarrollado por los investigadores tiene unas dimensiones muy reducidas, por lo que todavía deben lograr fabricar el material a gran escala y demostrar su eficacia en entornos reales. Solo así se sabrá si es un sistema eficiente -por ejemplo- para enfriar edificios de una forma económica como una alternativa a la climatización geotérmica.

[Fuente: Nature]

Ver ahora: