Skip to main content

Diseñan un nuevo tejido para fabricar ropa que enfría la piel

material refrigerante

03/09/2016 - 01:06

Científicos de la Universidad de Stanford han diseñado un nuevo tejido que permite fabricar ropa que enfría el cuerpo para combatir el calor del verano.

Para combatir el frío del invierno en el exterior, tenemos a nuestra disposición infinidad de prendas de abrigo, desde las más tradicionales a las más novedosas, entre las que se encuentran las chaquetas con calefacción. Sin embargo, para hacer frente al calor del verano carecemos de soluciones similares que nos permitan estar más frescos. 

Con el objetivo de que podamos plantar cara a las altas temperaturas cuando estemos en el exterior y no tengamos cerca la ayuda del aire acondicionado, un conjunto de científicos de la Universidad de Stanford en Estados Unidos ha desarrollado un material plástico textil con el que se puede fabricar ropa para enfriar el cuerpo

Se trata de una tela plástica que ha demostrado tener unas propiedades mucho más eficientes para aislarnos del calor que los tejidos naturales o sintéticos con los que confeccionamos nuestra ropa en la actualidad. Además, tiene la ventaja de que su coste es muy bajo, es fácil de producir y permite ahorrar energía en el aire acondicionado. 

Vistiendo prendas elaboradas con este nuevo material, los usuarios tendrán una sensación térmica más fría que llevando ropa de algodón. Esto es posible gracias a los dos mecanismos de refrigeración que incorpora el tejido.

Ropa que enfría el cuerpo

El primero de ellos es enfriamiento por evaporación, que es el más tradicional, y consiste en reducir la temperatura corporal mediante la evaporación del sudor a través de la prenda. El segundo método de refrigeración es más revolucionario, y consiste en eliminar el calor que emite el cuerpo en forma de radiación infrarroja, haciendo que pase a través del material. 

Todos los objetos, incluidas las personas, desprenden calor en forma de radiación infrarroja, una longitud de onda invisible y benigna de la luz. Así, por ejemplo, las mantas nos calientan porque atrapan nuestras propias emisiones infrarrojas. Esta radiación es la que nos hace visibles en la oscuridad con cámaras y gafas de visión nocturna. 

Este tejido biológico se comporta como una segunda piel

Para desarrollar el material textil que refrigera el cuerpo, los científicos combinaron nanotecnología, fotónica y química para dar al polietileno, que es un plástico muy común, una serie de características que permitan que pueda dejar pasar la radiación térmica, y que al mismo tiempo permita que se evapore el sudor. 

El resultado fue un compuesto de tres capas: dos láminas de polietileno tratado separadas por una malla de algodón que le aporta resistencia y espesor. En los experimentos de laboratorio pudieron comprobar que el nuevo tejido mantenía la piel a una temperatura al menos 2,2 grados más fría que en el caso del algodón. 

Olvida el calor estés donde estés con este aire acondicionado portáti

Ahora, el equipo está trabajando en la optimización de la tela, así como añadiendo más colores y texturas. 

Ver ahora: