Skip to main content

Diseñan un sensor para ayudar a poner la epidural correctamente

epidural

Sandra Arteaga

12/08/2016 - 19:38

Científicos del MIT han creado un sensor que identifica las diferentes capas de tejido para ayudar los anestesiólogos a poner la epidural en el lugar adecuado.

Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y del Hospital General de Massachusetts en Estados Unidos ha desarrollado un sensor que ayuda a los anestesiólogos a poner la epidural, y también facilita otros procedimientos médicos.

Como seguro que ya sabes, la anestesia epidural es un tipo de anestesia local que bloquea las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal. Su uso más común es para bloquear el dolor durante el parto, aunque también se emplea en otro tipo de intervenciones quirúrgicas, como las operaciones de pierna, pelvis o genitales. 

La administración de la epidural es un procedimiento considerado generalmente seguro, pero se producen complicaciones en hasta el 10% de los casos porque las agujas se insertan demasiado lejos de la zona adecuada o en un tejido incorrecto.

Anestesia epidural

Actualmente, los anestesistas tienen que guiar la aguja a través de múltiples capas de tejio para alcanzar el espacio epidural que rodea a la médula espinal. Estos profesionales saben que ha llegado al lugar correcto en función de cómo cambia la resistencia del tejido. Sin embargo, la textura de los tejidos de algunos pacientes puede variar, una circunstancia que puede hacer que sea complicado determinar si la aguja se encuentra en el lugar adecuado.

En caso de que la epidural se coloque mal se pueden producir complicaciones como la reducción de la eficacia del fármaco analgésico, gran dolor de cabeza después del procedimiento o, si la aguja va demasiado lejos o penetra en un vaso sanguíneo, puede ocurrir un derrame cerebral o una lesión de la médula espinal.

Corrientes eléctricas sustituyen a las agujas en el dentista

Para evitar riesgos, los científicos del MIT han diseñado un sensor óptico que se integra en la punta de la aguja epidural y que ayuda a los anestesistas a guiarla hasta su ubicación correcta. Gracias a este sistema, los médicos no tienen que poner la anestesia a ciegas, ya que proporciona información detallada e inmediata sobre la composición química de los tejidos. "A partir de la composición química se pueden identificar todas las capas de tejidos, desde al piel hasta la médula espinal", explica Jeon Woong Kang, director de la investigación.

El equipo ha puesto a prueba esta tecnología con tejidos de cerdo, y tienen previso efectuar más ensayos en otros animales antes de iniciar las pruebas con humanos.

Ver ahora:

Sobre el autor

Sandra Arteaga

Redactora

Me encanta la tecnología y entender cómo funciona todo, así que si quieres saber cómo utilizar algo, te lo explico.

Te recomendamos