Skip to main content

Donald Trump y el Reloj del Apocalipsis: vamos a morir todos

Donald Trump y sus comentarios sobre las bombas nucleares sitúan el reloj del apocalipsis cerca de la destrucción de la humanidad.

27/01/2017 - 09:22

Que vamos a morir todos tarde o temprano es un hecho. El problema es que dependiendo de cómo evolucione la humanidad, unos lo harán más tarde o más temprano, o quizás lo haremos todos a la vez. Según el llamado Reloj del Apocalipsis, ahora estamos más cerca de la destrucción total de la humanidad que nunca desde que acabó la Guerra Fría.

Los culpables de esta situación son dos: el cambio climático por un lado y Donald Trump por el otro. Así lo afirma el comunicado de prensa de la asociación de científicos que gestiona el Reloj del Apocalipsis. Este simbólico dispositivo -que no existe físicamente- marca ahora mismo las 23:57:30 de la noche, a sólo dos minutos del Apocalipsis que supondría la medianoche.

El también llamado Reloj del Juicio Final se creó como una buena forma de simbolizar los peligros que acechan a la humanidad. Tras los bombardeos nucleares de Hiroshima y Nagasaki por parte de Estados Unidos, parte de la comunidad científica vio amenazada la continuidad de la especie. El potencial destructivo de estas armas y de otras impulsó la hora del reloj hasta cerca de la medianoche.

Durante los períodos de tensión de la Guerra Fría, especialmente durante la Crisis de los Misiles entre EEUU y la USS, se llegó a situar aún más cerca de la medianoche de lo que hace ahora. No obstante, desde que la carrera armamentística entre ambas potencias del Siglo XX finalizó, jamás habíamos estado tan cerca del apocalipsis, nuclear o de otro tipo.

La destrucción nuclear en la literatura: 11 novelas de ciencia ficción y tecnología

Fue a partir de 2007 cuando el Comité de Científicos Atómicos introdujo nuevos peligros entre los que se valoran a la hora de establecer la hora del reloj. El cambio climático es el principal, el que ha mantenido la amenaza bastante alta pese a la ausencia de conflictos militares a gran escala.

Hoy por hoy, tras el año más caluroso de la historia registrada, 2017 se presenta como un año en el que la sociedad afronta su propia destrucción. El cambio climático ya es muy grave, pero que un negacionista del mismo como Donald Trump sea presidente de la primera potencia mundial lo agravará aún más. Además, los coqueteos con el arsenal nuclear estadounidense del nuevo comandante en jefe no auguran nada bueno.

Invierno nuclear: qué es y por qué debemos temerlo

Los argumentos del Comité para culpar a Trump del peligro inminente dedestrucción son los siguientes: “Ha realizado algunos comentarios bastante desesperanzadores sobre la posibilidad de expandir el arsenal nuclear de EEUU. Se ha mostrado propenso hasta extremos preocupantes a rechazar los consejos de expertos sobre la seguridad internacional, incluidos los de agentes de inteligencia. Además, los elegidos para dirigir el Departamento de Energía y Protección del Medio Ambiente discuten los principios básicos del cambio climático”.

Probablemente no haya una confrontación abierta entre varias superpotencias, especialmente cuando sabemos que Trump y Putin tienen muy buenas relaciones. Lo más seguro es que todo quede en varios incidentes diplomáticos y la eventual destrucción de la economía y el sistema político estadounidense.

[Fuente: Bulletin of the Atomic Scientist]

Tags:

#Clima

Ver ahora: