Skip to main content

Dormir con el móvil encendido es no dormir en absoluto

smartphone no dormir
user

06/07/2015 - 21:11

¿Qué es lo último que haces antes de irte a la cama? La respuesta a esta pregunta hace unos años solía ser beber un vasito de leche, o lavarse los dientes o rezar un jesusito de mi vida. Ahora, lo último que hacemos antes de irnos a dormir es echar un vistazo a nuestro correo, revisar la alarma para el día siguiente, incluso echar un vistazo a nuestra aldea en el Clash of Clans. ¿Y qué tiene todo esto en común? Pues que todo lo hacemos con nuestro smartphone.

El caso es que con las altas temperaturas del verano, casi todos los españoles están teniendo problemas para conciliar el sueño, y nuestros smartphones no están ayudando. Utilizar el móvil antes de dormir tiene consecuencias funestas para nuestras horas de descanso. Según parece, una serie de factores se alinean para robar a los usuarios el reposo de los justos. 

Os enseñamos un truco para dormirse en 60 segundos

Para empezar, la luz de las pantallas. Somos animales diurnos, y como tales estamos programados genéticamente para adormilarnos con poca luz y, y espabilarnos con la luminescencia. Así que si justo antes de dormir nos quedamos mirando directamente a una fuente de luz... para empezar, se reducirán nuestros niveles de melatonina drásticamente. Tardaremos más en dormirnos, y cuando lo hagamos tendremos una calidad de sueño muy inferior. 

Y eso sin tener en cuenta el uso del smartphone en sí. Tened en cuenta que usar el smartphone supone ejercitar nuestro cerebro, por supuesto dependiendo del tipo de actividad que realizando esto será más o menos intenso. Y es que estar intensamente concentrados en algo nos evitará conseguir el suficiente nivel de tranquilidad para dormir plácidamente.

Y eso sin contar el factor más molesto de todos: que se nos olvide poner el smartphone en silencio y una notificación de madrugada nos impida volver a dormirnos. Y da igual que sacrifiquemos a la persona que nos ha despertado a la mañana siguiente: ya habremos perdido una buena noche de sueño. 

Ver ahora: