Skip to main content

Dormir poco y estar descansado es posible con esta mutación genética

dormir poco

20/03/2018 - 20:47

Dormir bien es muy importante para nuestra salud, y descanso adecuado garantiza que por la mañana nuevas capacidades físicas y mentales estarán a pleno rendimiento. No obstante, el acelerado ritmo de vida moderno, el estrés y otras circunstancias en muchas ocasiones no nos permiten disfrutar de las horas de sueño que nos hacen falta. Pero, ¿y si necesitásemos dormir menos para funcionar a tope?

Un equipo de científicos de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) ha llevado a cabo una investigación que ha descubierto una mutación genética que permite a las personas funcionar a pleno rendimiento con solo dormir de cuatro a seis horas por la noche, en lugar de las ocho horas recomendadas por los médicos.

12 consejos fáciles y efectivos para relajarte y dormir mejor

Ying-Hui Fu, profesor de neurología de la UC San Francisco, descubrió una mutación del gen DEC2 en una familia de personas que se caracterizaban por dormir poco de manera natural, unas seis horas cada noche. Este investigador ha seguido analizando este fenómeno, y ahora un nuevo estudio que ha realizado con ratones revela por qué la mutación del gen DEC2 permite a los individuos vivir bien con menos horas de sueño.

Para llevar a cabo la investigación, el equipo creó ratones con la misma mutación genética, y observó que el DEC2 ayuda a controlar los niveles de orexina, una hormona involucrada en el mantenimiento de la vigilia para regular los ritmos circadianos. Por tanto, el DEC2 aumenta la producción de orexina durante el día, pero por la noche la detiene para permitir el sueño.

¿Problemas para dormir? Prueba estas infusiones relajantes

Lo que sucede cuando este gen está alterado es que se la producción de orexina no se detiene como debería, lo que tiene como consecuencia que las personas que tienen la mutación duerman menos y permanezcan despiertos durante más tiempo. La alteración del gen DEC2 es muy rara, pero existen otras mutaciones genéticas que actúan sobre diferentes vías para causar un sueño corto de manera natural. El profesor Fu las estudia con la finalidad de entender mejor el sueño y su impacto en nuestra salud.