Skip to main content

Por qué las dos caras del papel de aluminio son diferentes y cuál deberías usar

papel aluminio

Depositphotos

20/11/2020 - 11:25

Te habrás fijado alguna vez, pero las dos caras del papel de aluminio son distintas y esto ocurre por un motivo concreto.

En ocasiones debemos replantearnos el uso que hacemos de algunos de los objetos o herramientas que llevan acompañándonos toda la vida. Sea por descuido o porque nadie nos enseñó bien, puede que se estén utilizando de forma incorrecta. Esto se piensa que en ocasiones ocurre con el papel de aluminio, poca gente entiende la diferencia entre sus dos caras.

Si coges el papel de aluminio, comprobarás que uno de los lados es brillante y el otro opaco, pero ¿sabes cuál es la función de cada uno y cómo debes envolver la comida que guardes? Te lo vamos a explicar de una forma muy sencilla para que no lo olvides, ya que todo tiene su motivo.

Aunque antes de hacerlo queremos apuntar que si la función del papel de aluminio va a ser para cocinar o calentar algo en el horno, no debes preocuparte porque son igual de efectivos a la hora de utilizarse.

Cuando se fabrica el papel de aluminio, se produce el proceso de dar tensión a la lámina, así como reducir su espesor de cara a que se pueda envasar tal y como llega a los clientes. En ese momento, según apuntan en Reader's Digest, es cuando se produce la distinción entre ambos lados: “El lado brillante es el lado fresado sin estar en contacto con otra hoja de metal. El rendimiento de la lámina es el mismo, independientemente del lado que use".

Sin embargo, siempre han existido comentarios o bulos sobre que una parte era dañina o tóxica para los alimentos a la hora de envolverlos. Desde la OCU realizaron una investigación al respecto y fueron muy claros en las conclusiones: "es rotundamente falso afirmar que una cara del papel y otra son distintas y tienen propiedades distintas. Son exactamente iguales salvo en el color, y el papel de aluminio es igual de eficaz por ambas caras".

La diferencia de uso solo debería darse en papeles de aluminio que no sean básicos, como los antiadherentes, donde sí existe una capa que no debe tocar la comida. Con el resto, el que seguramente tienes en casa, da lo mismo un lado que otro.