Skip to main content

DTV Shredder, el patinete 4x4 para todo tipo de terrenos

DTV Shredder

27/12/2018 - 19:40

Los patinetes eléctricos están de moda, pese a la polémica que generan. Son vehículos urbanos, que no pueden circular por tierra, arena o nieve. Si te gusta pilotar patinetes eléctricos pero prefieres el empuje y la libertad de un todoterreno, DTV Shredder es un patinete 4x4, que puede circular sobre cualquier tipo de superficie, desde las dunas de la playa a las nieves de una estación de esquí.

Sus creadores afirman que DTV Shredder se siente como un patinete eléctrico o una tabla de snowboard bajo los pies, pero se pilota como una moto acuática.

En realidad tiene el aspecto de una tanqueta unipersonal, ya que utiliza un sistema de tracción de orugas de goma. Puedes verlo en funcionamiento en este vídeo:

Aunque parece lógico compararlo con el patinete eléctrico, porque es el vehículo personal de moda en nuestros días, en la práctica tienen poco en común, salvo la silueta, y la forma de colocar el cuerpo mientras lo pilotas.

Para empezar el DTV Shredder no es un vehículo eléctrico. Utiliza un motor de gasolina de 4 tiempos y 196 cc, que le otorga una autonomía de unos 50 kilómetros. Es mucho más potente, necesario para circular por el barro, la arena o la nieve, pero también es más ruidoso. Su velocidad máxima es de 40 Km/h.

El chasis del DTV Shredder está fabricando con aluminio reforfado. Es muy resistente a los golpes y a las caídas, como se puede ver al final del vídeo, en donde el probador sufre un pequeño accidente. Las ruedas son de oruga de goma, como hemos explicado.

El patinete eléctrico de Xiaomi, el más deseado en Amazon

Para controlar el giro tiene una tabla flotante bajo los pies, con varilla móvil.

DTV Shredder no es un patinete 4x4 para llevar bajo el brazo. Pesa nada menos que 115 kilos. A cambio puede transportar hasta 230 kilos de peso, toda una bendición para las personas que pesan más de 100 Kilos y no pueden usar un patinete eléctrico convencional.

DTV Shredder se vende oficialmente en España a través del distribuidor oficial DTV Spain. Eso sí, no es un vehículo barato. Su precio ronda los 6.000 euros.