Skip to main content

¿Duermes mal? Perder solo 15 minutos de sueño te puede hacer engordar, según un estudio

Dormir con antifaz

Getty Images

12/01/2021 - 22:15

¿Sabías que dormir mal por la noche también puede afectar a tu figura? Según un estudio, con solo perder 5 minutos de sueño puedes coger peso.

Seguro que, en más de una ocasión, has oído hablar de que existe un vínculo entre dormir mal y aumentar de peso. La ciencia ha demostrado que la falta de sueño puede hacerte engordar debido a que interfiere en la regulación del metabolismo, pero lo que quizás no sabías es que no es necesario perder muchas horas de sueño para sufrir estas consecuencias. 

Y es que, de acuerdo con un estudio publicado en JAMA Internal Medicine, con perder tan solo 15 minutos de sueño puedes experimentar un aumento de peso significativo. Por lo tanto, si no quieres engordar, lo mejor es que cuides tu descanso y que procures que sea lo más adecuado posible.

Para llevar a cabo la investigación, tal como informa CNN, los científicos utilizaron los datos de más de 120.000 usuarios recopilados durante dos años por diversas aplicaciones de seguimiento del sueño, conectadas a móviles, relojes inteligentes o pulseras de actividad.

 

Los investigadores descubrieron que las personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30, consideradas obesas, solo dormían una media de 15 minutos menos que otros individuos con un IMC más saludable. "Estos hallazgos respaldan aún más la noción de que los patrones de sueño se asocian con el control del peso y la salud en general", afirman los autores del estudio.

Pero, ¿por qué dormir menos hace engordar? El sueño afecta a nuestro organismo mucho más de lo que podemos imaginar a priori. Aparte de ayudarnos a sentirnos descansados, dormir bien permite que tu cuerpo realice todas las funciones reguladoras y de mantenimiento que necesita para funcionar correctamente. 

Diversos estudios científicos han demostrado que la falta de sueño provoca desequilibrios entre la leptina, la hormona que nos hace sentir saciados, y la grelina, la hormona gástrica que regula el apetito y que popularmente se conoce como la hormona del hambre. Lo que sucede es que al dormir menos suben los niveles de grelina, haciendo que nos sintamos más hambrientos y comamos más.

Además, otras investigaciones revelan que las personas que hacen dieta de restricción calórica pierden más grasa mientras duermen. 

Por lo tanto, si no quieres engordar por dormir poco, lo mejor es que procures descansar lo que tu cuerpo necesita. Michael A. Grandner, director del Programa de Investigación del Sueño y la Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arizona, señala que "la mayoría de los adultos necesitan al menos siete horas de sueño en una noche normal, y probablemente no más de nueve horas".