Skip to main content

Elon Musk construye la batería más grande del mundo y gana una apuesta

Elon Musk construye la batería más grande del mundo y gana una apuesta

Juan Antonio Pascual

26/11/2017 - 18:56

Tesla ha construido en Australia la batería de iones de litio más grande del mundo, capaz de alimentar más de 30.000 casas. Elon Musk ha ganado una apuesta.

Todo comenzó con una apuesta, pero va a servir para que más de 30.000 casas puedan asegurar el suministro de corriente eléctrica cuando sufran sus habituales cortes de luz.

Tesla ha construido la batería de iones de litio más grande del mundo en Jamestown (Australia), y su CEO, Elon Musk, ha ganado una apuesta.

Durante el pasado mes de marzo el multimillonario australiano Mike Cannon-Brookes participaba en Twitter en una charla sobre los problemas eléctricos del sur de Australia. El mismísimo Elon Musk se metió en la conversación, asegurando que podría construir una batería de ion litio con capacidad para suministrar luz a 30.000 casas, en 100 días.  Mike Cannon-Brookes le preguntó si esa apuesta era seria, en el caso de que él consiguiera el dinero y el permiso del gobierno, y Elon Musk se comprometió a construirla en 100 días, o sino la ofrecía gratis:

Mike Cannon-Brookes llevó la informal apuesta de Elon Musk al gobierno australiano, que aprobó la idea. La fecha de inicio de la construcción de la batería más grande del mundo comenzó el 29 de septiembre, y antes de que termine diciembre estará operativa. Incluso ya ha sido inaugurada por el propio Elon Musk:

Tesla Model X, nos subimos a bordo del mejor coche de Tesla

La batería de iones de litio más grande del mundo es capaz de almacenar 100 MW, y tiene capacidad para suministrar luz a 30.000 casas. Necesita varios días para cargarse por medio de una central eólica cercana, perteneciente a la compañía francesa Neoen.

Australia es un país enorme pero muy poco habitado, así que hay zonas en donde la red eléctrica no está desarrollada, y sufren frecuentes cortes de luz cuando hay lluvias u otros problemas climáticos.

Mike Cannon-Brookes reconoció hace un par de días la victoria de Elon Musk en esta particular apuesta, asegurando que nunca ha estado tan contento de perder.

Lo más interesante de todo es que la batería más grande del mundo está formada por cientos de pequeñas baterías para el hogar que pueden trabajar en grupo para crear módulos más grandes. Por tanto es relativamente barata de fabricar, gracias a su diseño modular. Si Elon Musk hubiese perdido la apuesta y hubiese tenido que regalar esta batería de 100 MW,  habría tenido que abonar 50 millones de dólares de su propio bolsillo, que es lo que ha costado construir la batería de iones de litio más grande del mundo.

[Fuente: Fossbytes]

Esta batería externa es la joya de Amazon

Ver ahora:

Sobre el autor

Redactor de ComputerHoy: llevo en Axel Springer, antes Hobby Press, desde que estudiaba en la universidad. ¡He colaborado en un montón de revistas!

Te recomendamos