Skip to main content

El empleado que mandó la alerta de Hawái creía que estaban bajo ataque

ataque nuclear hawai falso aviso

30/01/2018 - 22:09

De acuerdo con un informe preliminar de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), el trabajador que envió la alerta de amenaza de un misil balístico en Hawái no se confundió de botón, sino que pensaba que se encontraban bajo un ataque de verdad.

El sábado 13 de enero el sistema de alertas de emergencia de Hawái envió un mensaje a los teléfonos móviles de la población que hacía cundir el pánico: supuestamente una amenaza con misiles balísticos había entrado en la zona y se instaba a la población a buscar refugio, al mismo tiempo que recalcaba que no se trataba de un simulacro.

Como seguro que ya sabes y tal y como te lo contamos minuto a minuto, finalmente todo fue una falsa alarma. Pasados 40 minutos desde el primer mensaje, el sistema de alertas de emergencia emitía un segundo aviso informando de que todo había sido un error, que no había ninguna amenaza y que la población no corría ningún peligro.

En sus declaraciones para explicar lo sucedido, David Ige, Gobernador de Hawái, explicó que el problema había sido que alguien en la Agencia de Emergencias estatal había pulsado el botón equivocado. El suceso causó un gran revuelo a nivel mundial, y tras la explicación oficial muy pronto el grave fallo fue objeto de todo tipo de memes y burlas. 

Ahora, de acuerdo con un informe preliminar de la FCC, esta declaración oficial no estaba en lo cierto. Según este documento, el trabajador no se equivocó de botón, sino que, como consecuencia de la combinación de un error humano y salvaguardas inadecuadas, esta persona realmente creía que se encontraban bajo un ataque. 

Las contraseñas de alerta de misil de Hawái se guardaban en un post-it

La FCC explica que el incidente ocurrió durante el cambio de turno. El supervisor del turno de noche inició un simulacro, para lo que llamó a los trabajadores del turno de día y reprodujo una grabación que incluía el mensaje "ejercicio, ejercicio, ejercicio". No obstante, el texto de la alerta incluía las palabras "esto no es un simulacro", lo que desconcertó al trabajador, que afirma haber enviado la alerta intencionadamente.

Todavía no ha concluido la investigación de la FCC, por lo que aún tendremos que esperar al informe definitivo para esclarecer qué es lo que sucedió realmente el 13 de enero.

[Fuente: The Verge]

Ver ahora: