Empresa sueca implantaría chips a sus trabajadores

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
implantar chip empresa mano

Hace unos meses os contábamos que una mujer se había implantado un chip para entrar en el trabajo... pues bien, parece que el invento se ha puesto de moda. En la compañía de Felicio de Costa, en el edificio Epicenter, han comenzado a instalar el chip de radiofrecuencia. De momento, apenas sirve para abrir puertas o utilizar la fotocopiadora, pero según el grupo de hackers suecos que tuvo la idea, pronto podrían aparecer muchos más usos para una tecnología wearable sin dispositivo.

El chip tiene el tamaño de un grano de arroz, y se inserta bajo la piel que une el dedo pulgar y el índice. El propio Felicio de Costa reconoce que el lugar es poco práctico, ya que para utilizarlo tiene que colocar esa parte concreta de la mano en las puertas y fotocopiadoras. 

A pesar de ello, está tan emocionado con las posibilidades que ya ha hablado con los miembros de su empresa, y dentro de poco los 700 empleados de la compañía tendrán la posibilidad de implantarse el mismo chip.

Os presentamos a Emiliott Lanzt, la primera mujer que conocimos con un chip implantado

Y es que mientras leéis esto van apareciendo cada vez más posibles usos para los chips implantados de radiofrecuencia. De hecho, no se espera que tarde demasiado en poder vincularse con un tarjeta de crédito para poder realizar pagos con un giro de muñeca. 

Como decimos, la idea apareció en una feria en la que un grupo de biohackers presentó su idea, y se ofrecieron a implantar los chips en las manos de quien quisiera de forma gratuita. 

Según cuenta quien lo ha hecho, el proceso no es doloroso: "Primero masajeo la piel entre mis dedos pulgar e índice, y la frotó con desinfectante, luego hubo un momento de dolor, no peor que una inyección, y a continuación colocó un apósito encima". 

Como siempre, una idea tan arriesgada tiene muchos entusiastas, pero también muchos detractores. ¿Tú te dejarías instalar un chip en la mano? ¿Para qué lo usarías?

[Fuente y Fotografía: bbc.co.uk]