Skip to main content

Encuentran un planeta muerto que habría sido como la Tierra

Fuente IAC

05/04/2019 - 14:22

A 400 años luz de nosotros un planeta muerto rodeado de escombros gira sin parar alrededor de su estrella enana recordándonos que ese es nuestro destino. Un equipo internacional de astrónomos ha encontrado, gracias al Gran Telescopio de Canarias, este sistema.

Sí, hasta dentro de 5.000 millones de años no tenemos que preocuparnos por el final del Sol, quién sabe que habrá sido de la Tierra para aquel entonces. Pero lo que sí es seguro es que, cuando ese día llegue, su último aliento tragará a Mercurio, Venus y la Tierra en una gran explosión. Marte parece ser el único planeta que tendría una oportunidad de sobrevivir al inmenso cataclismo, un motivo más para apoyar las misiones de las agencias espaciales a este vecino de color rojo. 

Por eso, los científico estudian estos sistemas muertos, para saber cómo será el final del sistema que durante tantos siglos ha sido y seguirá siendo, por el momento, nuestra casa y la de muchos otros seres vivos. ¿Qué planetas sobrevivirán? ¿Los que sean arrasados continuarán orbitando en forma de roca alrededor del Sol convertido en estrella enana?

Descubren un nuevo planeta en los límites del Sistema Solar

El resultado de este estudio publicado en la revista Science, describe las líneas espectrales que emiten los gases hallados en torno a la estrella, cuyo nombre es SDSS J122859.93+104032.9. Además, se ha estudiado un cuerpo sólido o roca que están evaporando metales hasta 600 kilómetros de diámetro. 

Este cuerpo sería el cadáver del planeta que habría sido arrasado por la explosión de su propia estrella cuando esta terminó de consumir todo su combustible de hidrógeno hace miles de millones de años y se convirtió en una estrella enana, dejando una estela de escombros y nube de gas por la que ahora está envuelta. 

El planeta en cuestión está tan cerca de la estrella que consigue completar la órbita en tan sólo dos horas. Su temperatura es de unos 1.700 grados y gracias al estudio de los gases que desprende esta temperatura infernal, los astrónomos han podido deducir que este cuerpo sólido está principalmente compuesto de hierro, al igual que nuestro planeta Tierra. 

El sol visto desde otros puntos del Sistema Solar.

Además de hierro, la composición de este planeta debería contener otros componentes como níquel, que explicarían su desintegración. Por el momento, no se puede determinar el diámetro que llegó a tener este planeta antes de sus destrucción.

Gracias al nuevo método de investigación realizado por este equipo, basado en la luz que emiten los gases, les permitirá descubrir nuevos sistemas sin necesidad de que estén correctamente alineado con la Tierra. Porque ese será su siguiente paso, continuar con la búsqueda de otros sistemas muertos que estén a 130 años luz alrededor de la Tierra y analizarnos para comprender mejor cómo será el final del Sistema Solar o incluso, desvelar incógnitas aún pendientes sobre el núcleo de nuestro planeta. 

Tags:

#ciencia

Ver ahora: