Skip to main content

El grave error que casi todo el mundo comete al comerse un yogur

Yogur

Getty Images

25/04/2020 - 06:30

Naturales, de sabores, con trozos de fruta, cremosos o incluso con verduras... Hay yogures para todos los gustos, no en vano es uno de los productos más consumidos por los españoles, preferiblemente como postre tras la comida o la cena.

Comerse un yogur no parece tener mucho misterio: retirar la tapa, eliminar ese molesto líquido blanquecino de aspecto poco apetitoso y comer, más fácil imposible. ¿Y si te decimos que lo llevas haciendo mal toda la vida? Un consejo, la próxima vez que te dispongas a comerte un yogur procura no verte ese líquido, por muy desagradable que te pueda parecer.

Ese líquido está lleno de proteínas y beneficios para la salud. Se trata de suero, una proteína líquida que permanece después de que la leche se cuaja y se cuela. Se considera una proteína completa que contiene los nueve aminoácidos esenciales.

Hay dos tipos diferentes de suero: el suero ácido que es el que vemos en los yogures y quesos blandos como el queso de burgos, y el suero dulce, aquel que se extrae de la fabricación de quesos curados. Estos sueros son tan apreciados que se utilizan para la fabricación de las proteínas en polvo y complementos alimenticios.

Yes que el suero de los yogures está lleno de beneficios nutricionales, no tiene prácticamente grasas ni colesterol, es bajo en lactosa, rico en calcio, contiene probióticos, y es fuente de vitaminas B, además es responsable de darle al yogur su sabor y textura tan característicos.

Pero claro, si pese a todo te sigue dando un poco de 'cosa' comerte o beberte el suero del yogur, algo normal, tienes dos opciones: la primera es mezclarlo con la cuchara e integrarlo con el propio yogur (así se supone que deben comerse los yogures), y si esto no te convence puedes seguir comiendo el yogur como hasta ahora, aunque perderás ese aporte nutricional extra que aporta el suero.

[Fuente: RD]