Skip to main content

Errores comunes que cometes en el desayuno que te hacen engordar

desayuno

Depositphotos

30/12/2020 - 06:45

Si a pesar de que comes de una forma sana y equilibrada tu peso sigue aumentando, es posible que estés cometiendo errores en tus comidas. Toma nota de algunos errores comunes que cometes en el desayuno te hacen engordar.

Muchos estudios científicos afirman que el desayuno es la comida más importante del día, y la creencia de que desayunar mucho y cenar poco ayuda a adelgazar está muy extendida.

Pero, si bien es cierto que la ciencia avala que tomar un desayuno abundante es bueno para perder peso, no todo vale y hay que cuidar lo que ingerimos en la primera comida del día. 

Aunque no lo sepas, hay una serie de errores comunes que puedes estar cometiendo con el desayuno que no solo te están impidiendo adelgazar, sino que además pueden contribuir a que engordes y ganes peso. Se trata de prácticas bastante extendidas que es necesario cambiar si lo que deseas es perder esos kilitos de más.

A continuación te dejamos algunos de los errores que cometes en el desayuno que te hacen engordar:

  • No tomas proteínas en el desayuno. Si quieres adelgazar, asegúrate de incluir proteínas en todas tus comidas. Te ayudarán a mantenerte saciado y evita que comas en exceso.
  • Comes alimentos con mucho azúcar. Evita tomar alimentos con mucho azúcar o grasas saturadas al despertarte, ya que puede afectar a tu hígado. Elige mejor alimentos integrales para impulsar tu metabolismo y mantener estables tus niveles de energía.
  • Solo comes carbohidratos. Si tu desayuno solo está compuesto por alimentos ricos en carbohidratos, volverás a tener hambre muy pronto y además puedes sufrir un aumento en los niveles de azúcar en sangre. Combina los hidratos de carbono con proteínas, grasas y fibra. 
  • Solo comes cereales. Los cereales envasados son uno de los desayunos más típicos, pero si solo tomas este alimento puedes engordar. La mayoría de los cereales envasados están elaborados con granos refinados y tienen azúcar añadido, así que no son muy saludables. Elige mejor cereales integrales y combínalos con grasas y proteínas.
  • Comes muy rápido. No vayas con prisa y tómate tu tiempo para comer tu desayuno con tranquilidad. Y es que, cuando comes rápido, tu cuerpo no sabe cuándo está lleno, de manera que acabas consumiendo más alimentos de los que necesitas.