Skip to main content

5 errores comunes que cometes con el ayuno intermitente que te impiden adelgazar

Ayuno intermitente

Getty Images

22/12/2020 - 06:45

Si estás haciendo ayuno intermitente o vas a empezar a hacerlo, presta atención a estos cinco errores comunes que pueden impedir que adelgaces lo que te gustaría.

Cada vez son más las personas que eligen el ayuno intermitente como su plan de alimentación para adelgazar. Los estudios científicos avalan la eficacia de esta dieta para perder peso, y además tiene asociados otros beneficios para la salud, como bajar la presión arterial alta, reducir el estrés oxidativo, combatir la inflamación o reducir el riesgo de diabetes, entre otros.

Pero, ¿qué es el ayuno intermitente y en qué consiste exactamente? Se trata de un plan de alimentación en el que el tiempo para comer está acotado a una serie de horas específicas cada día, mientras que el resto del tiempo no se pueden ingerir alimentos, solo tomar agua y otras bebidas no calóricas. 

De acuerdo con los expertos, practicar el ayuno intermitente es seguro y efectivo, pero en muchas ocasiones no se realiza adecuadamente, lo que impide alcanzar el deseado objetivo de pérdida de peso.

A continuación te contamos cinco errores comunes que puedes estar cometiendo con el ayuno intermitente que no te dejan adelgazar. No caigas en ellos y verás cómo consigues perder peso.

  • Comer mucho demasiado pronto. Cuando pasamos un elevado número de horas sin probar bocado, es normal sentirse hambriento, pero a la hora de romper el ayuno es importante hacerlo de manera moderada. Distribuye tus ingestas de alimentos adecuadamente a lo largo de la ventana en la que puedes comer.
  • Elegir el plan incorrecto. Hay diferentes modalidades de ayuno intermitente en función de la cantidad de horas de ayuno y de la ventana de alimentación. La más extendida es la dieta 16/8, con 16 horas de ayuno y 8 de alimentación, pero hay otras más restrictivas, como 18/6 o 20/4. Elige la opción que te resulte más fácil de llevar y ajusta las horas de la ventana para comer a aquellos momentos del día en los que necesites más energía.
  • Comer demasiado poco. Ya hemos visto que el exceso de comida interfiere en tu objetivo de adelgazar, pero el defecto también juega en tu contra. Comer muy poco en tu ventana de alimentación hará que estés muy hambriento, lo que hará que o bien comas en las horas de ayuno, o bien asaltes la nevera la próxima vez que te toque comer. 
  • No hacer deporte. La dieta es muy importante para adelgazar, pero no lo es todo. No olvides hacer deporte y llevar una vida activa, no ya solo para perder peso, sino para estar sano y sentirte bien.
  • Atención a las bebidas que tomas. En las horas de ayuno puedes beber agua y bebidas no calóricas, pero es importante que prestes atención a lo que tomas. Lo mejor es que tomes agua, café o té sin leche, azúcar o edulcorante, y que evites los refrescos.