Skip to main content

¿Es posible tener alergia a los dispositivos electrónicos?

¿Es posible tener alergia a los dispositivos electrónicos?

28/08/2015 - 17:10

Un tribunal francés incapacita a una ciudadana para desempeñar su trabajo porque tiene alergia a los campos electromagnéticos de los dispositivos electrónicos.

Marine Richard, una productora de radio de 39 años residente en Francia, ha sido incapacitada por un tribunal de su país para desempeñar su trabajo debido a que sufre alergia a los campos electromagnéticos que emiten los dispositivos electrónicos. 

Según le explicó al juez, sufre dolores de cabeza y problemas de corazón cuando se expone a las ondas electromagnéticas. Debido a su dolencia en 2010 tuvo que dejar su domicilio en la ciudad para trasladarse a un área rural, donde reside desde entonces sin electricidad ni agua caliente. 

El tribunal la ha incapacitado para desempeñar su trabajo, y le ha asignado un subsidio por discapacidad durante tres años que asciende a los 800 euros mensuales.

Pero, ¿es posible tener alergia a los dispositivos electrónicos? La hipersensibilidad electromagnética (EHS por sus siglas en inglés) es la intolerancia ambiental idiopática que se atribuye a los campos electromagnéticos. Para que nos entendamos, una reacción alérgica que se manifiesta cuando el paciente se expone a la radiación electromagnética de los dispositivos electrónicos, como teléfono móviles, routers WiFi o televisores, entre otros aparatos. 

Qihoo fabrica un router WiFi de baja radiación para embarazadas

Los pacientes que se han visto aquejados de esta dolencia presentan síntomas como dolor de cabeza, fatiga, trastornos del sueño, estrés, picores y erupciones en la piel, dolores musculares y otro tipo de malestar.   

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que, aunque efectivamente los síntomas se producen, no existe una correlación directa entre éstos y la exposición a la radiación de los dispositivos electrónicos.

Según indica el organismo, en los últimos 30 años se han producido más de 25.000 investigaciones y los resultados existentes no confirman que la exposición a campos electromagnéticos de baja intensidad produzca ninguna consecuencia para la salud. 

Así lo explica la OMS en su página web: "Algunas personas han atribuido un conjunto difuso de síntomas a la exposición de baja intensidad a campos electromagnéticos en el hogar. Los síntomas notificados incluyen dolores de cabeza, ansiedad, suicidios y depresiones, nauseas, fatiga y pérdida de la libido. Hasta la fecha, las pruebas científicas no apoyan la existencia de una relación entre estos síntomas y la exposición a campos electromagnéticos. Al menos algunos de estos problemas sanitarios pueden deberse al ruido o a otros factores del medio, o a la ansiedad relacionada con la presencia de tecnologías nuevas".

La EHS está reconocida como enfermedad profesional en muy pocos países. En Europa sólo la contemplan Alemania y Suecia. 

[Fuente: Tech Times]

Ver ahora: