¿Es realmente malo comer carbohidratos por la noche?

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
comer carbohidratos noche

Es una creencia común que comer a altas horas de la noche puede arruinar una dieta que de otra manera sería buena, ya que nos resulta más difícil quemar ese aporte de calorías mientras dormimos. Por esta razón la mayoría de la gente preocupada por su alimentación y físico suele tender a no tomar carbohidratos durante la noche.

Pero, ¿es realmente tan perjudicial para nuestra salud ingerir carbohidratos durante la cena? Según un reciente estudio, esto no es del todo cierto. Para entender esta afirmación, primero hemos de conocer a Michael Mosley, el médico que ha creado las conocidas dietas 5:2: estas dietas se basan en llevar a cabo un ayuno intermitente. Él ha sido quien ha sacado adelante esta investigación.

En base a sus dietas, se pude comer casi todo lo que se quiera durante cinco días a la semana, mientras que durante los dos restantes (no consecutivos) las calorías se han de restringir a 500 para las mujeres y 600 para los hombres. Y siguiendo esta dieta, Mosley ha comenzado a investigar cómo afectan las horas del día a la toma de carbohidratos.

20 hábitos saludables fáciles de adoptar para 2018

Es conocido el aporte calórico que suelen conllevar los carbohidratos.  Ingerir cantidades elevadas de pan blanco o pasta se han relacionado con resultados como el aumento de peso y la obesidad.

“Si comes muchos carbohidratos y azúcares, particularmente aquellos sin fibras que se absorben rápidamente, aumentarán rápidamente tus niveles de glucosa (azúcar) en la sangre”, escribió Mosley en un artículo de la BBC. Y como el médico explica en el diario Independent, si esta glucosa no se quema con alguna actividad, el páncreas responde liberando insulina en el torrente sanguíneo para bajar los niveles, almacenando así el exceso de azúcar en forma de grasa.

Entonces, ¿cuándo es mejor comer carbohidratos?

De esta forma, muchas personas consideran que consumir carbohidratos por la noche es peor para su salud que si son ingeridos durante las primeras horas del día. Al tomarlos en el desayuno o el almuerzo, la persona considera que contará con todo un día de actividad para llevar a cabo esa quema de calorías.

En relación a esto el doctor Mosley junto al médico de la Universidad de Surrey, Adam Collins llevaron a cabo una investigación cuyos resultados fueron emitidos en el programa Trust me de la BBC. En dicho análisis se estudió cómo algunos “voluntarios sanos” se adaptan y responden al comer sus carbohidratos por la mañana o durante la noche.

En los primeros cinco días del experimento, los participantes, a quienes se les dio la misma ingesta diaria de carbohidratos, comieron estos en el desayuno. Luego llevaron a cabo una dieta ”normal” durante cinco días antes de cambiar a comidas altas en carbohidratos durante las noches otros cinco días más. En este periodo de tiempo, sus niveles de azúcar en la sangre fueron monitorizados.

Según los primeros resultados obtenidos los niveles de azúcar durante la ingesta de carbohidratos por la noche, se situaron en cifras inferiores a lo esperado.

“Podría ser que lo que importa no es tanto cuándo comes tus carbohidratos sino la duración del período de ‘ayuno‘ sin este tipo de alimentos que precede a tu comida”, dijo Mosley. “Si has tenido un gran vacío desde tu última comida rica en carbohidratos, tu cuerpo estará más preparado para lidiar con ello”.

Las tres mejores dietas para adelgazar, según los expertos

De esta forma el estudio parece indicar que si durante todo el día se ha restringido el consumo de carbohidratos al tomarlos durante la noche se produce un efecto similar, ya que nuestro cuerpo lleva tiempo sin recibirlos y puede consumirlos más fácilmente.

Por como están empezando a aconsejar estos médicos, es más adecuado que dejes de pensar cuándo consumir este tipo de alimentos y te concentres más en la cantidad de carbohidratos que tomas.

“Se trata más de alcanzar picos y bajadas“, escribió Mosley. “Si ha tomado muchos carbohidratos por la noche, intente minimizarlos por la mañana. “Por otro lado, si has tomado un montón de pan tostado para el desayuno, cenar pasta no será lo más recomendable.”

Artículo publicado en TICbeat.com