Skip to main content

¿Es rentable convertir un coche a GLP?

GLP para el coche

02/12/2017 - 17:45

El otro día te contábamos qué es el GLP, y en ese artículo te explicábamos que se trata de un gas (conocido con el nombre de Gas Licuado del Petróleo o, más sencillamente, Autogás) que ofrece una alternativa interesante para todo aquel que quiera reducir el gasto en combustible en su coche. El coche eléctrico está muy bien, pero sabemos que es caro y, por lo tanto, hay que buscar soluciones que sean más económicas.

El GLP es una alternativa interesante para cualquier persona por varios motivos. El primero de ellos es que no te obliga a comprar un coche nuevo; en vista de lo difícil que va a ser beneficiarse de las ayudas del Plan Movalt 2017, no es tan descabellado pensar en formas de ahorrar combustible sin necesidad de cambiar de coche. La ventaja del Autogás es que lo único que se necesita para empezar a ver una reducción significativa en el gasto en combustible es una sencilla adaptación de cualquier coche gasolina fabricado a partir del año 2000.

Lo básico para poder plantearse esta posibilidad es tener un coche gasolina. Pero antes de ponerte manos a la obra, lo primero que tienes que analizar es si de verdad te saldrá rentable realizar esta adaptación a gas para el tipo de motor que tiene tu coche y para los kilómetros que recorres cada año. A continuación echaremos un vistazo más a fondo a las cuentas que deberías hacer antes de tomar ninguna decisión.

Tal y como decíamos en los primeros párrafos, es necesario que tu coche tenga un año de fabricación posterior al 2000 o, en su defecto, que cumpla con la normativa Euro3 pese a haber sido fabricado a partir del año 95. Por cuestiones de normativa, los únicos coches que se pueden transformar en España a motor con gas son los gasolina.

El precio para transformar un coche a GLP depende de tu motor

Quédate con la siguiente idea: si tienes un coche con motor gasolina, a menos potencia tenga tu motor, más barata te va a salir la adaptación. Los talleres acostumbran a fijar diferentes tarifas en función de la potencia (y cilindrada) del motor, y los precios de la operación van desde los 999 hasta los 1.500 o 2.000 euros. Un coche con un motor de cuatro cilindros y menos de 150 CV, por ejemplo, se podría adaptar por unos 1.000 euros.

El precio de convertir a GLP

A este precio, eso sí, deberás sumarle algunos elementos adicionales tales como un coste adicional en caso de tratarse de un motor turbo (entre 60 y 100 euros más), el coste del depósito (unos 70 euros) o la homologación para la ITV (75 euros adicionales). Entre una cosa y otra, pasarte al GLP te costará alrededor de 1.500 euros.

Pero, ¿y me merece la pena?

Depósito con Autogás

Llegamos a la pregunta decisiva para valorar si te merece la pena transformar tu coche a GLP: ¿cuántos kilómetros haces al año con tu coche? De ahí depende que tenga o no sentido que te plantees esta adaptación, y las cuentas son claras: pongamos por ejemplo que la adaptación al gas te ha costado 1.600€, que tu coche consume de media siete litros a los cien y que el precio del combustible de tu zona es de 1,278€ para la gasolina y 0,729€ para el gas:

  • Si haces 15.000 kilómetros al año, tardarías alrededor de cuatro años en recuperar la inversión inicial de la instalación. Frente a los 110 euros que te gastarías en combustible cada mes, con el gas tendrías que pagar por los repostajes menos de 80 euros.
  • Si haces 20.000 kilómetros al año, tardarías menos de tres años en recuperar la inversión inicial. Gasto mensual de gasolina: 149 euros | Gasto mensual de gas: 104 euros.
  • Si haces 30.000 kilómetros al año, tardarías menos de dos años en recuperar la inversión inicial. Gasto mensual de gasolina: 223 euros | Gasto mensual de gas: 156 euros.
  • Fuente: myLPG.eu 

Ten en cuenta que cuantos más kilómetros hagas a gas, y menos a gasolina, más dinero ahorrarás. Es difícil no consumir absolutamente nada de gasolina mientras se está circulando con el modo de gas, pero estamos hablando de cifras de entre 0,2 y 2 litros (en el momento de arrancar el coche, por ejemplo) a los 100 kilómetros, por lo que el ahorro sigue siendo máximo.

En mayor o menor medida, la matemática dice que todo el mundo acabaría por ahorrar dinero en combustible pasándose al Autogás... pero la cuestión depende del tiempo que tardarías en amortizar tu inversión en base a los kilómetros que haces. Si es un plazo razonable, y entra dentro del tiempo que tienes pensado mantener el coche en circulación, entonces adelante: el GLP está hecho para ti.

En nuestra Zona Motor hablamos del mundo del motor desde el punto de vista de la tecnología

Más:

#Motor