Skip to main content

Escuchar muchos villancicos navideños es malo para la salud mental, según los expertos

Villancicos de Navidad

17/10/2018 - 23:22

Resulta extraño descubrir que la mayoría de las personas te confiesan que no les gusta la Navidad, pero en pocos días comenzarán a bombardearnos con anuncios, publicidad, películas, videojuegos y series con capítulos especiales de Navidad. Vuelve Papa Noel, la lotería, las cenas familiares, y los villancicos navideños. Esas tonadillas alegres con letras absurdas que no tienen ningún sentido. ¿Los odias? No es extraño. Los expertos aseguran que escuchar villancicos navideños a todas horas, es malo para la salud mental.

El problema es que, en Navidad, escuchamos villancicos continuamente, en todos los sitios, aunque no queramos. En la televisión, en las páginas web, redes sociales, en los centros comerciales, en casa si hay niños con espírtitu navideño o a tu pareja (¡horror!), le encanta escuchar villancicos...

Pero los que más los sufren son los trabajadores de los grandes centros comerciales, que tienen que soportar docenas de veces, una detrás de otra, el eterno estribillo de "pero mira como beben los peces en el río", o "campana sobre campana". ¿Por qué escuchar muchos villancicos navideños es malo para la salud mental, según los expertos?

La psicóloga clínica Linda Blair asegura que escuchar música navideña continuamente, agota tu energía mental: "la gente que trabaja en comercios en Navidad tiene que apagar la música navideña, porque si no lo hacen, no les va a permitir centrarse en otras cosas. Sencillamente van a gastar todas sus energías en intentar no escuchar lo que están escuchando".

Según la psicóloga Victoria Williamson, "al principio los villancicos producen una sensación de nostalgia, pero a la décima o doceava vez que los escuchas, empiezas a sentir malestar, aburrimiento, e incluso inquietud".

La explicación es sencilla. Se trata de un reacción lógica a la sobreexposición y la saturación. Cuando escuchas muchas veces una canción, nuestro cerebro se empieza a sentir incómodo. No pasa solo con los villancicos, pero en Navidad esta sensación se acrecienta por el estrés que generan los gastos navideños, las compras, las reuniones familiares, etc.

Adornos navideños muy originales, en Amazon

El problema es que los expertos en publicidad opinan que los villancicos en los centros comerciales y los anuncios de la tele aumentan las ganas de comprar productos porque traen buenos recuerdos. Y puede que así sea... en cantidades moderadas. Por eso los psicólogos recomiendan no abusar y, si se usa música navideña en los centros comerciales y otros lugares, poner solo un villancico de vez en cuando, y no repetirlos uno detrás de otro en un ciclo infinito que agota nuestra salud metal.