Skip to main content

Esta es la primera central nuclear flotante del mundo

Esta es la primera central nuclear flotante del mundo

30/04/2018 - 18:12

Si las centrales nucleares ya generan polémica ahora que están bien plantadas en el suelo, imagina lo que supone una central nuclear flotante que puede navegar por el mar y debe recorrer miles de kilómetros hasta llegar a su destino.

El Akademik Lomonosov es la primera central nuclear flotante del mundo. Literalmente, una central nuclear encima de un barco. Partió del puerto de San Petersburgo el pasado sábado con destino a la ciudad rusa de Murmansk, aunque ese no será su destino final.

El Akademik Lomonosov es una central nuclear flotante equipada con dos reactores nucleares KLT-40S que generan una energía eléctrica de 70 MW, y una energía calórica de 50 Gcal/h. Proporcionará electricidad y calor a la ciudad de Pevek, situada en el mar siberiano del Este.

Esta es la primera central nuclear flotante del mundo

Esta central nuclear en miniatura cabe en un camión

Esta central nuclear flotante no dispone de ningún motor de empuje, así que tiene que ser remolcada por varios barcos. Tampoco transporta ningún tipo de combustible nuclear, está completamente apagada. La razón es que para llegar a Pevek debe atravesar aguas de Finlandia, Noruega, y Suecia.

Pese a que ha partido este fin de semana no llegará a su destino hasta verano de 2019, completando un viaje que durará más de un año. La razón, además de su escasa velocidad (entre 3 y 3.5 nudos por hora), es que debe recorrer miles de kilómetros, rodeando todo el continente europeo y Rusia por la zona norte, para llegar desde San Petersburgo a Pevek:

Esta es la primera central nuclear flotante del mundo

En verano de 2019 llegará a Murmansk, el puerto ruso en donde se cargará el combustible nuclear que permitirá funcionar a la central nuclear. Entonces partirá hacia Pevek, y allí sustituirá a la vieja central nuclear de Bilibino, que lleva funcionando desde 1974 y solo puede suministrar 45 MW de energía. También sustituirá a la aún más vieja central térmica de Chaunskaya, en funcionamiento desde hace 70 años.

Akademik Lomonosov se convertirá en la centrar nuclear más al norte del mundo, y proporcionará energía a 100.000 personas.

Rusia tiene pensado poner en marcha una flotilla de centrales nucleares flotantes para proporcionar energía a las ciudades industriales situadas más al norte del país, en donde las dificíles condiciones meteorológicas impiden construir la central sobre el terreno.

[Fuente: Ars Technica, Rosatom]

Ver ahora: