Skip to main content

Esta isla del Pacífico renuncia a importar comida basura

Esta isla del Océano Pacífico ha decidido renunciar a la comida basura

07/02/2017 - 13:39

En una isla que tiene prácticamente todo lo necesario para que sus habitantes se alimenten de lo que producen por sí mismos, ¿qué sentido tiene importar comida basura? Esa es la pregunta que se han empezado a plantear en Torba, una provincia de un conglomerado de islas ubicado en el Océano Pacífico del Sur.

Torba es una pequeña provincia -ubicada al este de Australia- cuya población no supera los 10.000 habitantes, y buena parte de sus habitantes sobreviven precisamente gracias a la explotación de sus tierras. Es una provincia que, tal y como ocurre incluso en los rincones más remotos del planeta, acostumbra a importar grandes cantidades de comida basura de lo que visto desde la distancia vendría a ser el mundo "moderno": eso incluye dulces, pescado en lata y bollos de todo tipo.

Pero los responsables de esta pequeña provincia han dicho basta. Luc Dini, responsable de turismo de Torba, ha declarado que su pequeña localidad de 882 kilómetros cuadrados de extensión se está planteando la posibilidad de poner freno a cualquier tipo de importación de comida basura. "No queremos desarrollar las enfermedades que acompañan a la dieta de comida basura de los países modernos", ha señalado en una entrevista concedida a The Guardian.

Hasta el plástico de la comida basura es perjudicial para la salud

Las palabras de Dini no se limitan solamente al concepto de "comida basura" que tenemos en los países modernos (es decir: chuches, bollería y bebidas azucaradas). En el concepto que en esta provincia tienen de la comida basura se incluye también, por ejemplo, el arroz preparado que se puede comprar en cualquier supermercado.

Dice Dini que "es muy fácil cocinar arroz que ya viene preparado, pero es un producto que no tiene prácticamente ningún valor nutricional". Y añade, "no hay ninguna necesidad de alimentarnos con comida importada cuando tenemos tantos alimentos en nuestra isla".

El cerebro elige qué comer en función del color de los alimentos

Según las declaraciones de este responsable, la provincia de Torba es capaz de producir suficientes alimentos como para sustener a sus casi 10.000 habitantes sin necesidad de recurrir a la importación de alimentos. "En otras provincias que se han pasado a las dietas modernas puedes ver chicas jóvenes guapas que, cuando sonríen, muestran unos dientes dañados por culpa del azúcar", llega a decir el protagonista en la entrevista.

La propuesta parece que sí va a salir adelante, ya que a partir de los próximos meses los restaurantes locales de Torba van a empezar a servir comida que sea solamente de procedencia cien por cien local. La idea es que, de cara al año 2018, la provincia haya conseguido prohibir toda importación de comida del extranjero. Si es una medida que en realidad busca impulsar el negocio local de alimentación de la isla es una incógnita que dejamos en manos de los lectores.

Beber vino, café y té es beneficioso para la salud intestinal

Tags:

#comida, #salud

Ver ahora:

Te recomendamos