Skip to main content

Esta piel electrónica tiene mejor sentido del tacto que la humana

piel electronica

24/03/2017 - 16:03

Un equipo de investigadores de la Universidad de Glasgow ha desarrollado una piel electrónica con un sentido del tacto más potente que el de los seres humanos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Glasgow en Reino Unido ha desarrollado una piel electrónica con un sentido del tacto más potente que el de los seres humanos. Gracias a este avance, en el futuro sería posible devolver el sentido del tacto a las personas con miembros amputados, así como crear robots capaces de sentir.

No es la primera vez que oímos hablar de piel artificial dotada de sensibilidad. En los últimos años, científicos de todo el mundo han puesto todos sus esfuerzos en el diseño de materiales con características similares a la epidermis humana, como la flexibilidad, la suavidad, la adherencia y las propiedades aislantes. Por ejemplo, el laboratorio de Zhenan Bao de la Universidad de Stanford en Estados Unidos lleva trabajando desde 2010 en el desarrollo de prototipos de piel sintética sensitiva

Esta nueva investigación se ha basado en el grafeno para la fabricación de su versión de piel electrónica. El equipo ha elegido este material debido a sus interesantes cualidades físicas, así como a su potencial para utilizar los rayos del sol para satisfacer las necesidades energéticas del prototipo.

Como ya sabrás, el grafeno es un elemento compuesto por carbono con solo un átomo de espesor, que se caracteriza por su flexibilidad y su dureza: es más fuerte que el acero, un gran conductor de la electricidad y además es transparente. Todo esto lo convierte en el material perfecto para la creación de piel artificial, como ya se ha demostrado en anteriores investigaciones.

Descubre todo lo que el grafeno puede ofrecer en este libro

El nuevo tipo de piel sintética fabricada con grafeno es básicamente un sensor de contacto y necesita alrededor de 20 nanovatios por centímetro cuadrado para funcionar. Por este motivo, el equipo ha integrado células fotovoltaicas en el material, que capturan la energía solar para alimentar el prototipo.

"La piel humana es un sistema increíblemente complejo capaz de detectar la presión, la temperatura y la textura a través de una serie de sensores neuronales que llevan señales desde la piel hasta el cerebro", explica Ravinder Dahiya, director de la investigación. "Mis colegas y yo hemos dado pasos importantes en la creación de prototipos de prótesis que integran piel sintética y son capaces de hacer mediciones de la presión muy sensibles. Gracias a eso, una prótesis de una mano es capaz de realizar tareas difíciles como agarrar adecuadamente materiales blandos". 

Los científicos continuarán trabajando para optimizar su piel electrónica sintética, especialmente en las vías para almacenar la energía obtenida por las células solares en una batería para su posterior utilización, que podría alimentar una prótesis completa. Se puede consultar todos los detalles de la investigación en la revista Advanced Functional Materials

Ver ahora:

Te recomendamos