Skip to main content

Estas barcas plegables se montan en 60 segundos

Quickboat

17/04/2019 - 19:58

Tener su propia embarcación para disfrutar del fin de semana pescando en un lago, o surcando las olas a orillas del mar, es el sueño de muchas personas. Pero eso implica no solo comprar el propio barco, sino un remolque para poder transportarlo, y eso es un gasto importante. Por no hablar del espacio para aparcarla, cuando no la usas. Por suerte, existe otra solución: un barco plegable que se monta en 60 segundos, como los que fabrica Quickboats.

Es importante darse cuenta de que no hablamos de balsas que solo flotan, o piragüas en las que solo cabe una persona. Nos referimos a auténticas embarcaciones de casi 4 metros de eslora, en las que caben cuatro adultos, y que puedes transportar en la baca de un coche.

Puedes ver cómo se montan y cómo navegan, en este vídeo:

Quickboats es una start-up australiana que lleva casi cuatro años vendiendo barcas plegables. La clave de su éxito es que estas embarcaciones se montan en 60 segundos sin necesidad de herramientas. Ni destornilladores, ni tuercas, cuerdas, alambres... Nada de nada. Se montan encajando las piezas con un clic, y el resultado es complementamente sólido y seguro, tal como se puede ver en el vídeo.

Una ventaja adicional de las barcas plegables Quickboats es que están fabricadas con fibra de vídrio y Kevlar, así que son extremadamente ligeras. La embarcación de 3,7 metros pesa menos de 60 kilos. Esto es importante no solo a la hora de transportarla, sino también porque ahorra combustible cuando estás navegando con el motor fueraborda.

Cuando está plegada apenas ocupan poco más que una tabla de surf, junto a una bolsa adicional para las piezas más pequeñas y los enganches, y el propio motor:

Quickboat

Quickboats ofrece tres modelos diferentes.

La barca plegable más pequeña es la Companion. Mide 2,5 metros de eslora y caben dos personas adultas.

El modelo Weekender mide 3,1 metros, y está pensado para cuatro personas. Es un poco más pequeño que el Adventurer, que alcanza los 3,7 metros.

Los precios de las barcas plegables Quickboats varían según el modelo y los complementos, pero rondan los 6.000 euros de media.

Sin duda, una solución interesante para aquellos que deseen comprar una embarcación, y no tienen sitio para guardarla, o no quieren comprar un remolque.