Skip to main content

Estas cinco medidas de movilidad propuestas en Francia podrían llegar a España en breve

los mejores coches eléctricos que puedes comprar en 2019

04/11/2019 - 19:52

La contaminación y la evolución de la tecnología está cambiando la movilidad urbana. Los coches eléctricos piden paso, y el concepto de vehículo para moverse por ciudad se amplía con la llegada de los patinetes y bicis eléctricas, coches sin carné, coches autónomos, etc. En Francia están estudiando aprobar cinco medidas de movilidad, que muy pronto podrían llegar a España.

Como país vecino y moderno que es, solemos mirar bastante sus propuestas sociales y tecnológicas, que con frecuencia también llegan aquí. Sin ir más lejos el carnét por puntos lo copiamos de los franceses. Y el director de la DGT ya ha dicho que "somos uno de los pocos países europeos sin Ley de Movilidad".

Nuestros vecinos del norte están a punto de aprobar numerosas medidas para mejorar la movilidad urbana. La web TICBeat ha recopilado las cinco mejores, que con la DGT expectante, no es descabellado pensar que muy pronto podrían llegar a España. Al menos, alguna de ellas.

Permiso de conducir más barato y rápido

En Francia sacarse el carné de conducir cuesta 1.800 euros de media, y aquí no es muy diferente. El gobierno galo quiere reducir el precio del permiso de conducir un 30%, usando métodos de aprendizaje más baratos, como simuladores en lugar de clases prácticas, y potenciando los comparadores de precio, la competencia y las ayudas.

Aquí parece que esto no prosperará, porque la idea de la DGT es justo la contraria: alargar el tiempo dedicado a aprender a conducir.

Carriles exclusivos para coches compartidos

Buena parte de los coches que circulan por el centro de las ciudades solo están ocupados por una o dos personas. Una forma de reducir la contaminación es usar coches compartidos, por ejemplo para ir a trabajar o a centros de ocio o eventos deportivos.

En Francia quieren fomentar esta práctica habilitando carriles especiales para coches compartidos, que evitarían atascos e incluso semáforos, tal como ya ocurre aquí en algunas ciudades con los autobuses urbanos, por ejemplo.

400 euros anuales por ir a trabajar en bici o coche compartido

El proyecto francés de Ley de Movilidad Urbana plantea añadir 400 euros al año a la pensión de todos aquellos que vayan a trabajar en bici y coche compartido. 200 euros aportados por el Estado, y otros 200 euros por la empresa.

No tenemos claro cómo van a comprobar eso, pero seguro que sería una medida aplaudida en España...

Subir la velocidad en algunas carreteras

El verano pasado, Francia redujo la velocidad máxima en carreteras secundarias de 90 a 80 Km/h. Aquí se hizo algo similar, bajando de 100 a 90 Km/h.

Sin embargo la ley de Movilidad plantea volver a subir a 90 Km/h, aunque solo en los tramos con baja siniestralidad.

Adiós a los coches de combustible en 2040

El país vecino quiere ser uno de los primeros en desterrar de las carreteras los coches diésel y gasolina. La propuesta de ley pone una fecha: 2040.

Parece complicado renovar todo el parque automovilítico en 20 años, pero es importante que se vayan dando pasos en esta dirección.

Hay que aclarar que no se prohibiría la circulación, sino la venta de vehículos nuevos de combustible a partir de esa fecha.