Skip to main content

¿Estás a dieta? Esto es lo que los expertos prohíben comer

Alimentos que debes evitar en tu dieta.

23/04/2018 - 19:45

Si tu principal objetivo es perder peso de forma sana, seguramente te estás sometiendo a una dieta bastante estricta con decenas de alimentos prohibidos terminantemente por tu nutricionista. ¿Cuáles son? ¿Por qué te impide darte el placer que tanto te gusta? Hay motivos por los que ciertos alimentos deben estar fuera de cualquier dieta, y no sólo de las de adelgazamiento.

Algunas de estas comidas son las que más engordan, pero no sólo es eso. También se ha relacionado su consumo con el riesgo de sufrir cáncer y otras enfermedades, sobre todo cardiovasculares. A continuación te explicamos qué alimentos están prohibidos para la dieta por cualquier nutricionista. Apunta bien porque tendrás que leer muchas etiquetas en el supermercado.

Refrescos azucarados

En realidad, debes evitar siempre cualquier alimento que contenga azúcares añadidos. Han sustituido a las grasas como culpables de la epidemia de obesidad y accidentes cardiovasculares que azotan a Occidente, de ahí que cada vez haya más productos light y sin azúcar en las estantaterías de cualquier tienda.

De todos estos productos, probablemente los azúcares añadidos en refrescos son los peores. No se sabe exactamente el motivo, pero el impacto del azúcar líquido es mayor que el de su variedad sólida. Además, los refrescos son ultraprocesados, alimentos asociados por distintos estudios a varios tipos de cáncer.

Dicho esto, los edulcorantes no están libres de culpa. Diversas investigaciones han relacionado su consumo con daños a la mucosa del estómago y diabetes de tipo 2. La alternativa perfecta es un zumo, aunque sólo en su variante natural exprimida y con toda la pulpa.

Cereales de desayuno

Este tipo de cereales, al igual que los refrescos, contienen o bien ingentes cantidades de azúcares añadidos o de edulcorantes. El primer caso es el más habitual, y es un alimento que debes evitar en la dieta a toda costa. Por algún motivo, siempre se han considerado como sanos e imprescindibles en el desayuno, pero ya no.

La alternativa es una tostada con pan -a poder ser de buena calidad- o cereales naturales como muesli y avena.

Calcula cuántas calorías quemas con una de estas smartbands deportivas

Carnes procesadas

Todos los alimentos procesados son malos, según señala el estudio más reciente al respecto. Además, la Organización Mundial de la Salud ya ha alertado sobre el peligro de cáncer provocado por el consumo elevado y constante de carne roja, así que quizás deberías plantearte tachar esta comida de tu lista de alimentos a consumir.

Algunas salchichas, envasados o embutidos son carnes ultraprocesadas y además del tipo rojo. También otros alimentos como el bacon, por citar el ejemplo que normalmente se utiliza para ilustrar la relación con el colesterol y las enfermedades cardiovasculares.

Lo ideal es sustituir estas carnes por pollo o pavo sin procesar.

Grasas saturadas

No todas las grasas son malas, como se sospechaba hasta hace bien poco tiempo. Este nutriente puede llegar a taponar tus arterias provocando colesterol y otras enfermedades coronarias si se consume en exceso, aunque algunas variantes son muy salusables si se consumen con moderación dentro de una dieta equilibrada.

Por ejemplo, hay grasas vegetales como el aceite de oliva o el aguacate, además de grasas lácteas, que mantienen el colesterol a raya y proporcionan una sensación de saciedad que evita que piques entre horas. Sin embargo, las grasas saturadas no son así, y sólo tienen efectos negativos sobre tu organismo.

A partir de ahora debes evitar en tu dieta alimentos ricos en estas grasas, que aparecen reflejadas obligatoriamente en el etiquetado de todos los productos que las contengan.

Grasas trans

Hace ya varios años que las grasas trans o hidrogenadas saltaron a las portadas de diarios en todo el mundo. La relación entre su consumo y las enfermedades cardiovasculares son bien conocidas y están de sobra probadas. De ahí que en algunos países se haya limitado su utilización.

Habitualmente se incluyen en la bollería industrial, que además también contiene grandes cantidades de azúcares añadidos. Por estos dos motivos, debes evitar en tu dieta cualquier comida con grasas trans.