Skip to main content

Estas son las restricciones contra el COVID-19 más efectivas, según la ciencia

limpiar ordenador

Depositphotos

26/01/2021 - 10:45

A pesar del tiempo transcurrido, todavía seguimos aprendiendo cuáles son los comportamientos más efectivos para evitar contagios.

Parece toda una vida, pero solo ha pasado un año desde que empezamos a hablar del coronavirus. Durante todo este tiempo hemos vivido distintas situaciones y ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con otras personas y comportarnos, sea por elección propia o por las restricciones. Pero todavía estamos en proceso de evaluación y se puede comprobar que algunas limitaciones son más efectivas que otras.

Además de la efectividad de las vacunas que han empezado hace poco a ponerse, desde los gobiernos se han utilizado distintas restricciones para contener la pandemia y algunas han resultado muy efectivas. Sobre este tema han publicado una investigación en Nature: Estimating worldwide effects of non-pharmaceutical interventions on COVID-19 incidence and population mobility patterns using a multiple-event study.

Para realizar el estudio se han analizado las estadísticas diarias de al menos 175 países. Algunos de los datos no resultan del todo concluyentes, pero en general todos ellos indican aspectos que eran previsibles.

De cara a apuntar las restricciones más efectivas, hay que explicar que son las que los distintos gobiernos han podido implantar, opciones a nivel social. Como bien se sabe desde el primer momento, este es un virus que principalmente llega mediante el contacto con otras personas y el compartir espacios cerrados.

También se debe apuntar que el uso de las mascarillas se ha evitado en el estudio, posiblemente al no poder cruzar sus datos con otros más generales, tal como se puede ver en el enfoque utilizado.

Entre las restricciones que tuvieron unos efectos significativos en la reducción de contagios se encuentran "cancelar eventos públicos, imponer restricciones a reuniones privadas y cerrar escuelas y lugares de trabajo". En otros ámbitos, las restricciones al movimiento interno fueron complicadas de cuantificar porque llegaron después de las antes expuestas a nivel general.

En lo que respecta a las limitaciones de viajes internaciones, estas "tuvieron un efecto de corta duración al no evitar que la epidemia se convirtiera en pandemia porque eran menos estrictas", además de realizarse cuando probablemente el virus ya se encontraba en los distintos territorios.

Tal como se puede observar en el estudio, al no tener un comportamiento uniforme en los distintos países, sino que cada uno ha tomado sus propias medidas y muchas veces en distinto orden, es complicado extraer datos muy concretos. Como ejemplo tenemos el citado con las mascarillas, que no son obligatorias en un gran número de países o solo en algunos entornos, aspecto que las ha apartado del estudio.

Y además