Skip to main content

Este caimán mutilado por los furtivos tiene una nueva cola hecha con una impresora 3D

Cocodrilo

National Geographic

17/08/2018 - 15:05

Mister Stubbs, un caimán de casi dos metros de longitud, fue encontrado por la policía en 2013 en el interior de un camión de cazadores furtivos que le habían mutilado la cola. Casi seis años después, una cola de caimán impresa con una impresora 3D, utilizando técnicas de las películas de Hollywood, puede conseguir que vuelva a nadar con normalidad.

Este caimán sobrevivió a la brutal agresión, y ha vivido todos estos años sin cola. Ha aprendido a nadar al estilo perro, pero no puede mantenerse mucho tiempo en el agua porque sin cola no puede mantener la estabilidad, y acaba flotando panza arriba.

Aunque lo intentaron con una prótesis, no se adaptó bien. Ahora, una nueva cola de caimán impresa en 3D, creada con técnicas de Hollywood, permite al animal estabilizarse en el agua. Pero aún tendrá que pasar tiempo antes de que vuelva a nadar con normalidad. En este vídeo de National Geographic puedes ver como fue todo el proceso de creación de la prótesis en 3D:

El problema de crear una cola artificial para el cocodrilo, es que si no está bien equilibrada, no puede nadar correctamente.

Justin Georgi, profesor de anatomía de la Universidad Midwestern en Glendale, Arizona, decidió utilizar técnicas de Hollywood para crear la prótesis.

Con ayuda de un escáner Artec 3D, le colocaron al caimán las bolas reflectantes que llevan los actores de Hollywood en las películas de efectos especiales, para obtener una imagen 3D de su cuerpo. Con ella fabricaron una cola artificial de caimán con una impresora 3D, que se amolda exactamente al volumen de su cuerpo, y a sus dimensiones.

Cocodrilo

National Geographic

Juston Georgi y su equipo están convencidos de que con esta nueva prótesis Mister Stubbs podrá volver a nadar, pero el proceso llevará tiempo. Aún con su nueva cola sigue nadando al estilo perrito, como ha hecho en los últimos seis años.

Impresoras 3D a partir de 150 euros en Amazon

Ahora queda el lento proceso de desaprender lo que ha aprendido, y recordar cómo nadaba cuando tenía cola. No será fácil, pero el entrenamiento ya ha comenzado...