Skip to main content

Este cubo de basura flotante limpia el mar de plásticos de forma autónoma

The Seabin Project

05/11/2018 - 10:34

La contaminación de océanos y mares alcanza ya niveles preocupantes en todo el planeta, y crece día a día. La basura, sobre todo la plástica, aumenta sin parar y amenaza con extinguir a muchas especies.

Para solucionarlo hay varios proyectos, uno de los más interesantes el llamado Seabin Project. Su nombre es bastante indicativo: se trata de una papelera marina flotante que elimina los plásticos de cualquier tamaño poco a poco.

Conectada a una toma de corriente, ya sea en puertos o en bases flotantes, esta papelera marina filtra agua a gran velocidad, atrapando todo tipo de suciedad en ella para eliminarla posteriormente.

En el vídeo que insertamos arriba se puede ver cómo es el proceso de limpiado: el agua cae por su propio peso dentro de esta papelera, que hace las veces de colador para todo tipo de basura. Es complicado que un pez caiga dentro, pues el agua "rebosa" por su superficie.

Evidentemente, esta papelera requiere de cierto mantenimiento y limpieza, y por eso Seabin Project no la ofrece a particulares sino a autoridades, clubes y asociaciones que quieran mantener limpio el mar.

Un ejemplo de su utilidad sería colocarla en bahías y puertos, dos zonas en las que los vertidos de plásticos al mar son especialmente preocupantes. Más que limpiar en alta mar, el objetivo es eliminar el plástico cerca de la costa, antes de que llegue a contaminar otros ecosistemas.

Puede capturar microplásticos de unos 2 mm de tamaño, los más peligrosos para el medio ambiente por su capacidad para filtrarse a la cadena alimenticia de peces y otras especies marinas, y de ahí a los humanos.

Microplástico en el agua: un problema que amenaza a buena parte de la población

En total, según sus creadores, puede eliminar 1,5 kg de basura diaria. Hablamos de un solo dispositivo, ya que la intención es crear auténticos sistemas de filtrados de agua que reduzcan en la medida de lo posible la cantidad de plástico que llega al mar.

Anualmente hablamos de unas 90.000 bolsas de basura plásticas o 16.500 botellas, cifras que no están nada mal, sobre todo en zonas costeras densamente pobladas donde el problema es especialmente peliagudo.