Skip to main content

Este material permite mantener una casa a 20ºC cuando fuera hace 37ºC

Este material aislante mantiene la temperatura de una casa cuando fuera hace mucho calor

10/02/2017 - 12:49

En vista de que el precio de la luz va a seguir subiendo, y teniendo en cuenta que buena parte del consumo de electricidad en el hogar se va en calentar/enfriar la casa durante los 12 meses del año, los investigadores llevan tiempo trabajando en soluciones orientadas a la eficiencia energética. Y un excelente ejemplo de ello es este material aislante que han creado en la Universidad de Colorado (Estados Unidos).

El material en cuestión es un híbrido de un polímero de cristal, tiene un grosor de 50 micrómetros (es decir, 50 veces una milésima parte de un milímetro) y producirlo en una fábrica tiene un coste aproximado de 50 centavos por cada metro cuadrado. Pero lo que lo hace tan especial es que su capacidad para enfriar una estancia ronda los 93 vatios por metro cuadrado (y eso con la casa a plena exposición del sol): es decir, si nos atenemos a la relación de que un vatio equivale a 0,85 frigorías, estamos hablando de unas 79 frigorías.

Traducido a un uso más práctico, los investigadores que han presentado este material aislante -Ronggui Yang y Xiaobo Yin, los dos de la Universidad de Colorado- aseguran que, con 20 metros cuadrados de este material aislante distribuidos por encima de una casa estadounidense media, sería suficiente para mantener la temperatura a 20ºC en el interior cuando fuera hace hasta un máximo de 37ºC.

Este ladrillo enfría las casas sin necesidad de aire acondicionado

La explicación que hace posible que este material tenga la capacidad de enfriar edificios se resume en dos palabras: forzamiento radiativo. Exactamente igual que la Tierra deja que el calor que hay en nuestro planeta escape hacia el espacio en forma de radiación, lo que hace este material es convertir el calor que llega desde el Sol en radiación para después dejarlo escapar hacia la atmósfera.

"Tan solamente 10 o 20 metros cuadrados de este material colocados sobre el techo de una vivienda serían suficientes para enfriar una casa de una familia entera en verano", ha comentado Gang Tan, un profesor que también ha participado en la investigación.

Este vídeo resume 100 años de cambio climático en 20 segundos

Pero las aplicaciones de un material con estas características van mucho más allá de los edificios de viviendas. Mantener frías las bebidas almacenadas en recipientes metálicos, refrigerar los mecanismos de las centrales que producen energía o incluso ayudar a extender la vida útil de las placas solares son algunos de los usos que se le podría dar a este material.

De momento, en igualdad de superficie este material ha demostrado tener prácticamente la misma capacidad de enfriar estancias que una instalación eléctrica alimentada con placas solares. La ventaja frente a los paneles solares es que el material puede mantener una estancia fría tanto de día como de noche, independientemente de las condiciones climatológicas en el exterior.

Ahora que todavía estamos en invierno, mira estos trucos y consejos para ahorrar en calefacción

[Más información: Estudio completo (disponible solamente para usuarios registrados) vía The Economist]

Tags:

#casa

Ver ahora:

Te recomendamos