Skip to main content

Este mes de junio será un segundo más largo

por qué junio será un segundo más largo

20/05/2015 - 11:19

Si crees que 2014 se te quedó corto no te preocupes, la ciencia te echará una mano en 2015. El Servicio Internacional de Rotación de la Tierra ha informado que, debido a la ralentización del movimiento del planeta, la medianoche del 30 de junio será un segundo más larga.

Esto no es más que un truco necesario para mantener los relojes atómicos del mundo en sincronización perfecta con el movimiento de la Tierra.

Los segundos intercalares o adicionales, como se conoce a esta fracción de tiempo que se añaden a nuestro calendario, se añadieron por primera vez en 1972.

La razón por la que junio es un segundo más largo se debe a que la Tierra ha estado rotando sobre su eje de forma más lenta. Esto se produce por las fuerzas que ejercen el Sol y la Luna, además de la fricción provocada por los vientos y mareas.

Descubren por qué hay personas que siempre llegan tarde

Esta disminución en la velocidad de rotación hace que se desvincule el tiempo astronómico del tiempo atómico. Por eso, de vez en cuando, surge la necesidad de sincronizar los relojes.

Esta decisión de que junio sea un segundo más largo no está exenta de polémica. De hecho, la última vez que ocurrió fue en 2012, y trajo consigo una serie de problemas. Por ejemplo, se retrasaron 400 vuelos de la aerolínea Qantas, así como varias webs vieron sus servicios interrumpidos. Las páginas más afectadas fueron Mozilla, Reddit, LinkedIn o Yelp. 

Más allá de estos problemas no afectará en absoluto a la vida cotidiana. Sin embargo, algunos expertos aseguran que un segundo es esencial en la vida humana si ampliamos el contexto. Por ejemplo, en ese tiempo un satélite puede avanzar 7 kilómetros.

Los países que están a favor de eliminar este sistema (EEUU, Francia, México, Japón) quieren dejar que los relojes atómicos se alejen naturalmente de los parámetros para medir el tiempo basados en la rotación del planeta. Sostienen que la única tradición por la que se mantiene esto es por la tradición.

Los que están a favor de seguir con ello argumentan que el sistema funciona, y que representa un compromiso entre las dos formas de medir el tiempo. Además, afirman que no existe una razón de peso para adoptar una medición del tiempo que no esté vinculada a la rotación de la Tierra.

Ver ahora: