Este robot policía podría patrullar tu centro comercial favorito

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Robot policía Knightscope

A veces mantener a un conjunto de guardias de seguridad en un centro comercial es caro y no siempre llegan al lugar de los altercados de la manera más rápida posible debido a la gran cantidad de personas a su alrededor. La solución para un futuro son los robots que pueden patrullar a muy bajo coste los centros comerciales  con una tecnología punta que les permite alertar a la policía en apenas unos segundos.

El Centro Comercial de Standford en Palo Alto (California) tiene un nuevo guardia de seguridad: un robot policía. Su apariencia es más bien simpática porque tiene forma de huevo, pero su diseño no es precisamente una casualidad, porque las apariencias engañan. Y es que tras empezar patrullando las calles de California, estos robots policía ya se están empezando a ver en los centros comerciales.

La idea de este robot policía viene del tiroteo sucedido en la escuela Sandy Hook en Newtown (Connecticut), donde Stacy Dean Stephens, antiguo policía de Dallas, se dio cuenta de que si las fuerzas de seguridad hubieran llegado sólo 60 segundos antes al lugar de los crímenes, se podrían haber evitado muchas muertes.

robot policía Knightscope

Tras ese triste acontecimiento pensó que la tecnología podía ayudar a combatir a los criminales y fundó la empresa Knightscope, que se encarga de crear una serie de robots policía que son alquilados para distintas organizaciones a sólo 7 dólares la hora, mucho más barato que contratar a un guardia de seguridad.

La mitad de los empleos en 30 años serán ocupados por robots

Los robots de Knightscope son máquinas autónomas que no atacan, sólo vigilan e informan a las fuerzas de seguridad ante cualquier altercado. Estos robots cuentan con cámaras infrarrojas, micrófonos y sensores que les permiten interactuar con la gente, detectar sistemas sospechosos y hasta leer matrículas. Cada unidad cuenta con dispositivos de auto-prevención que les permiten pedir ayuda si fueran atacados, evitado que cualquiera pueda intentar destruirlos sin conocimiento externo.

Si bien su llegada a España es complicada, los robots de Knightscope son un claro ejemplo de que la tecnología puede ayudar a la protección de las personas en grandes entornos sin necesidad de hacer uso de armas.

[Fuente: The Guardian]