Skip to main content

Estos son los beneficios de dormir bien para la memoria

Dormir descansar bien

14/05/2018 - 21:45

Dormir es una función biológica vital y necesaria para el organismo. Y es que una buena noche de sueño no solo nos permite descansar, sino que también se producen diversos procesos para que nuestro cerebro funcione como es debido. Entre otros aspectos, los beneficios de dormir bien se pueden observar en la memoria, por lo que es muy importante descansar adecuadamente para garantizar un buen aprendizaje tanto de conceptos como de tareas. 

Invertimos en dormir aproximadamente un tercio de nuestras vidas, pero en muchos momentos no le damos suficiente valor y podemos llegar a pensar que nos hace perder el tiempo, especialmente cuando tenemos exámenes o trabajo que hacer. Pero es todo lo contrario: se trata de una función crucial para el organismo en la que el cuerpo equilibra y monitorea sus sistemas vitales, y en el cerebro tienen lugar procesos que favorecen la consolidación de la memoria.

Mientras duermes, una quinta parte de la sangre de tu cuerpo se dirige al cerebro y se produce un período de reestructuración intensamente activo, que resulta fundamental para el funcionamiento de la memoria.

Herman Ebbinghaus, un psicólogo del s. XIX, demostró que habitualmente olvidamos el 40% de lo que aprendemos en los siguientes 20 minutos. Afortunadamente, esto se puede evitar con la consolidación de la memoria, que es el proceso por el cual los conocimientos pasan de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, que se produce gracias al hipocampo.

Desmontando los 10 mitos más comunes sobre el sueño y dormir bien

En la actualidad, conocemos más detalles sobre el proceso de consolidación de la memoria gracias a los hallazgos de Brenda Miller en la década de los 50 y de Eric Kandel en los 90. Para consolidar nuestros recuerdos, la información sensorial se transcribe y almacena temporalmente en las neuronas como memoria a corto plazo. Desde allí viaja al hipocampo, que fortalece y mejora las neuronas en esa área. Después, se forman nuevas sinapsis que fortalecen la red neuronal, a donde la información volverá como memoria a largo plazo.

No obstante, no todos los recuerdos se almacenan de la misma forma, y por eso hay cosas que olvidamos y otras que recordamos. En la creación de la memoria influyen distintos factores, pero uno de los que más ayudan a la consolidación es el sueño.

Si no descansas bien, estas infusiones te ayudarán a dormir

El sueño se compone de cuatro fases (fase uno, fase dos, sueño de ondas lentas y REM -Rapid Eyes Movement-). Los electroencefalogramas realizados a personas durante las dos fases más profundas han mostrado impulsos eléctricos entre el tronco encefálico, el hipocampo, el tálamo y la corteza cerebral que funcionan como estaciones repetidoras en la formación de recuerdos.

Además, los estudios han demostrado que las distintas fases de sueño ayudan a consolidar distintos tipos de memoria. De acuerdo con los resultados, lo ideal es irse a la cama tres horas después de haber estado estudiando conceptos teóricos y una hora después de haber practicado tareas físicas. 

Ver ahora:

Te recomendamos