Skip to main content

Estos son los mayores errores que cometemos al enviar un email, según el CEO de LinkedIn

Redactar un email

11/03/2019 - 19:22

Aunque a nivel personal utilizamos la mensajería instantánea, a nivel profesional y laboral los emails aún siguen siendo la herramienta más utilizada. Saber redactar un email correctamente es muy importante para no crear malentendidos. Pero según Jeff Weiner, CEO de LinkedIn, la mayor red social de profesionales y empresas, la mayoría lo hacemos mal. Vamos ver cuáles son los mayores errores que cometemos al enviar un email, según el CEO de LinkedIn

Jeff Weiner cree que el email sigue siendo la principal herramienta de comunicación en el trabajo, pero puede volverse en nuestra contra si no lo utilizamos bien.

Cuidar aspectos como su longitud, o saber cuándo es más conveniente llamar por teléfono en lugar de enviar un correo, es muy importante para no crearnos enemistades o malentendidos en el trabajo.

Para el CEO de LinkedIn, una característica vital de un email que poca gente tiene en cuenta es su longitud. Hay que enviar emails cortos y concisos. Como más largos sean, más preguntas y dudas generarán, propiciando otra batería de emails que nos mete en un bucle en donde  perdemos mucho tiempo.

"Como más largo y complejo es un e-mail, más preguntas surgen y la gente tiende a contestarlas, y entonces tienes que enviar más correos y, después recibes más respuestas y así entras en un bucle", afirma Jeff Weiner.

Si enviamos emails cortos y muy concretos no generarán demasiadas opciones de respuesta, y habrán cumplido con su objetivo de informar o pedir información, sin enredarse.

Otro error que cometemos al enviar un email, según el CEO de LinkedIn, tiene que ver con la falta de contacto directo entre el emisor y el receptor. Al veces recibimos emails que parecen muy secos, incluso insultantes. Nos lo tomamos a mal y respondemos de forma similar, generando una situación conflictiva que seguramente no existiría tras una charla por teléfono.

5 servicios de email temporal gratis para evitar spam al registrarte en páginas

¿Cuándo usar el email y cuándo el teléfono?

El CEO de LinkedIn aconseja dejar reposar el email, tras redactarlo. Incluso aunque sea urgente, tomar un café o dar un paseo, y volver otra vez a él. Hay que ponerse en la piel de la otra persona, y si creemos que nuestro correo puede molestar o crear un malentendido, mejor llamar por teléfono y hablarlo en persona.

Del mismo modo, si recibimos un email que nos parece un poco seco, o incluso ofensivo, debemos pensar que a lo mejor la otra persona tiene un mal día, o tenía prisa, y en lugar de responder en un tono similar, hablarlo en persona o por teléfono.

Son consejos sabios y sensatos, que merece la pena poner en práctica...