Skip to main content

Un estudio demuestra que fumar te hace comer más y peor

Relación entre fumar y comer más.

04/04/2018 - 09:45

Si eres fumador, puede que hayas notado el intenso pinchazo del hambre después de acabar un cigarro. Esta sensación es de sobra conocida por todos los consumidores, pero hasta ahora no se había comprobado su base científica, y es que es verdad: fumar da hambre, y ya hay datos que respaldan esta afirmación.

En concreto, los científicos que han elaborado el estudio cifran en 200 calorías diarias la diferencia entre una persona fumadora y una que no lo es. Puede parecer poco, pero en el plazo de diez días se acumulan 2.000 calorías, que es más de lo que se recomienda para un adulto en un único día.

La relación entre tabaco y hambre es uno de los efectos de fumar más sorprendentes, y es que este estudio -realizado a más de 5.000 estadounidenses- prueba que en realidad los fumadores no es que coman más cantidad de comida, sino que consumen alimentos que concentran más energía.

Esto significa que tras fumar, el hambre apunta directamente a alimentos hipercalóricos o "comida basura". Es decir, que comiendo menos cantidad, obtienes más calorías. Es el caso de los helados, bollería o alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares.

Estas son las claves para dejar de fumar reduciendo el riesgo de recaída

Esta comprobación reafirma el doble efecto nocivo del tabaco: no sólo es un generador de cáncer de primer orden sino que además también aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares a través de un desequilibrio dietético.

Por contra, los no fumadores comen más cantidad, aunque basándose en alimentos menos densos en cuanto a energía. Por ejemplo frutas o vegetales, dos notables ausentes de la dieta típica de los fumadores.

Evidentemente, son necesarios muchos más estudios para profundizar en el motivo por el que tu organismo te pide calorías de forma recurrente después de fumar. Es sólo una de las sosprendentes consecuencias del tabaco que se han descubierto de forma reciente, junto a otras como la pérdida de audición o la tendencia al alcoholismo.

[Fuente: Mirror]

Ver ahora: