Skip to main content

Europa quiere enviar un robot y minar regolito en la Luna en 2025

Europa en la Luna

ESA

26/01/2019 - 10:15

Europa no quiere quedarse atrás en la carrera espacial lunar. ESA, la Agencia Espacial Europea, ha anunciado la puesta en marcha de una misión que pretende aterrizar un robot en la Luna en 2025 con la misión de recolectar regolito, como un primer paso para establecer una base minera en la Luna.

Estados Unidos, Rusia y China son los únicos países que, de momento, han conseguido aterrizar en la Luna. Ahora mismo una sonda china, la Chang'e, se pasea por la superficie de la cara oculta de la luna. Si todo va bien Europa hará lo mismo en el año 2025.

¿Por qué este repentino interés por la Luna? Hasta hace poco, desde un punto de vista astronómico la Luna se consideraba un lugar de escaso interés, por sus recursos limitados y sus pocos fenómenos estudiables. Sin embargo, desde que se han abierto las puertas de un posible viaje a Marte, la Luna se considera una especie de pista de pruebas para estudiar la posibilidad de crear bases humanas en Marte. Y para ello, primero se probarán en la Luna.

El objetivo de la Agencia Espacial Europea es poner un robot en la Luna en 2025 para minar regolito, una capa de minerales que abunda en la Luna, y que se compone de agua y oxígeno. Con estos componentes los astronautas podría obtener agua y oxígeno para establecer una colonia permanente en la Luna, pero también combustible para volver a casa, o viajar a otros planetas.

El objetivo a largo plazo es, por tanto, crear una base humana en la Luna, pero en el caso de la ESA, no como una primera parada hacia Marte. La ESA pretende crear una base minera en la Luna para extraer minerales que son escasos en la Tierra.

El proyecto ya está en marcha. La ESA ha firmado un contrato de un año con Ariane Group, la compañía que fabrica los cohetes que ponen en órbita satélites europeos, para que lleve a cabo un estudio de viabilidad.

Telescopios a partir de 60 euros en Amazon

Ariane Group va a construir el Ariane 64, una versión con cuatro motores del Ariane 6, con el que podrá llegar a la Luna. A su vez ha creado un consorcio con la empresa alemana PTSciencist, que fabricará el módulo lunar, y la compañia belga SME, que se encargará de las comunicaciones y los servicios asociados. El objetivo es que toda la misión se lleve a cabo con empresas 100% europeas.

Si el informe es favorable y el presupuesto asumible, se iniciará la construcción del cohete de la ESA y el robot que aterrizará en la Luna en 2025.