Skip to main content

Así se evacua un transatlántico para que no ocurra lo del Titanic

Evacuación de transatlántico

10/02/2020 - 23:04

El hundimiento del Titanic ya forma parte del subconsciente colectivo de la Humanidad. Cuando vemos un transatlántico no podemos evitar pensar en el Titanic. Pero han pasado más de 100 años y las medidas de salvamento no tienen nada que ver con las que había antes. Vamos a ver cómo funciona Viking Lifecraft, el sistema de evacuación de transatlánticos más moderno que existe.

Viking Life-Saving Equipment es una compañía danesa líder mundial en seguridad marítima. Hace poco echamos un vistazo a su sistema VIKING SES-2A, diseñado para evacuar una plataforma petrolífera de 200 personas en solo 12 minutos y 23 segundos.

Hoy vamos a ver cómo funciona Viking Lifecraft. En un espacio poco mayor que un bote salvavidas este sistema ofrece todo lo necesario para evacuar a 812 personas de un transatlántico, en poco más de 10 minutos. Puedes ver cómo funciona en este vídeo:

El modelo estándar de Viking Lifecraft se compone de cuatro enorme botes salvavidas hinchables con capacidad para 203 personas cada uno.

Si se produce una emergencia en un transatlántico, un miembro de la tripulación pone en en marcha el sistema del salvamento pulsando un botón. Automáticamente se despliegan dos enormes tubos de plástico desde la cubierta hasta el mar, mientras los cuatro botes salvavidas se hinchan automáticamente.

Los pasajeros deben colocarse un chaleco salvavidas, así como quitarse los zapatos y ponerse una especie de bolsas en los pies. Esto se hace para que se deslicen mejor por el interior del tubo, y no queden atrapados porque un zapato frene su bajada por el tobogán. En realidad el sistema es muy similar al de los aviones.

El tubo desemboca en los botes hinchables, en donde los pasajeros se van sentando en orden. Cuando están llenos se despliegan cuatro motores eléctricos en cada una de las embarcaciones para alejarse del transatlántico, por si se hunde.

En un sistema muy eficaz que ya incorporan multitud de transatlánticos en todo el mundo. Y es completamente escalable, así que es posible doblar el número de tubos y embarcaciones, por ejemplo, para evacuar a 1.600 personas en pocos minutos.

La realidad es que hoy en día, salvo una auténtica catástrofe, es díficil que vuelva a ocurrir una episodio como el del Titanic sin que se pueda salvar a la mayoría de los tripulantes y pasajeros.