Skip to main content

China y Nepal llegan a un acuerdo y al fin sabemos la altura exacta del Everest

Monte Everest

Getty Images

12/12/2020 - 07:30

Por fin hay consenso: la montaña más alta del mundo, el Everest, ya tiene una única altura oficial. Se terminan así décadas de discrepancias entre China y Nepal.

Decía un sabio que el mayor defecto de la Humanidad es la política. Todo lo que toca la política lo emborrona, hasta algo tan científico y exacto como la altura de una montaña. Durante décadas los dos dueños del Everest, China y Nepal, discrepaban en la altura de la montaña más alta del mundo. Al fin se han puesto de acuerdo.

Desde el pasado 8 de diciembre el Monte Everest, que en tibetano se llama Qomolangma y en nepalí Sagarmatha, tiene una única altura oficial de 8.848 metros y 86 centímetros.

La discrepancia venía de lejos. El Monte Everest está situado justo en la frontera entre China (el Tibet) y Nepal, así que una parte de la montaña está en cada país.

En 2005 una expedición china llevó a cabo la última medición, y concluyó que el Everest medía 8.844 metros. Sin embargo Nepal no aceptaba esta altura, porque ellos llevaron a cabo sus propias mediciones en 1955, y determinaron que medía 8.848 metros.

Durante años el Everest no tuvo altura oficial, o más concretamente cambiaba según a quién preguntases.

Pero en 2015 se produjo un enorme terremoto en la zona, de magnitud 7,8, que según los geólogos podría haber alterado la altura del Everest. Así que China y y Nepal decidieron volver a medir la montaña, cada uno con su equipo de geólogos, pero esta vez con la intención de consensuar una altura única.

Usando los más sofisticados sistemas que incluyen satélites y cruce de datos con el GPS, se trata de la medición más exacta del Everest que jamás se ha llevado a cabo.

Finalmente, han cumplido su promesa. En una rueda de prensa virtual conjunta que tuvo lugar el pasado 8 de diciembre, China y Nepal han acordado que el Monte Everest mide oficialmente 8.848,86 metros. Es, por tanto, 86 centímetros más alto que la medición más alta que teníamos hasta ahora.

Se termina así una disputa sin demasiado sentido, que ha durado años.