Skip to main content

Tras el éxito de la hamburguesa de carne falsa, el pescado falso podría estar en camino

Pescado salmón
user

19/07/2019 - 08:30

Junto con Beyond Meat encabezan la revolución de la carne sin carne, cocinada desde los fogones tecnológicos de Silicon Valley. Son Impossible Foods, una startup que ya ha recaudado cerca de 750 millones de dólares de financiación -por parte de inversores como Google Ventures, Bill Gates o el banco suizo UBS-.

La llave de su éxito es haber desarrollado una hamburguesa de carne vegetal imposible de diferenciar de una de origen animal. Entre sus secretos se encuentra una salsa con hemo procedente de la soja que imita a la sangre y un cuidado proceso de investigación para hallar la combinación perfecta de ingredientes.

Ahora, medios como The New York Times han anunciado que Impossible Foods ya trabaja en la réplica de pescado a base de plantas. La compañía está reelaborando su receta de carne de vacuno de origen vegetal para recrear un sabor y textura a pescado. Un movimiento que podría contribuir a la lucha contra el cambio climático y la explotación animal, así como a la reducción de la contaminación.

¿Conoces Amazon Pantry? Así funciona el supermercado virtual de Amazon

Otras compañías destacadas que fabrican carne sintética, a base de plantas o libre de sufrimiento y explotación animal son Memphis Meats, que prepara albóndigas de pollo o pato libre de estos animales; por su parte, Just crea nuggets de pollo con células cultivadas in vitro en el laboratorio, Finless Foods que obtiene carne a partir de células de pescado o New Wave Foods, que sustituye el langostino o gamba por un preparado de guisantes y algas.

En España la startup barcelonesa NovaMeat ya imprime en 3D sus filetes sintéticos elaborados a base de proteínas vegetales y que reproducen la textura y el sabor de la carne de vacuno, todavía en fase de prototipado, y la de pollo. Por otra parte, la compañía vasca Biotech Foods lanzará en 2021 de una línea de productos procesados de carne ética porcina, desarrollada a partir de células de laboratorio.

Se calcula que los productos de ‘carne ética’ consumirán un 99% menos de tierra, un 75% menos de consumo de agua y un 90% menos de emisiones que otro producto cárnico similar actual como las hamburguesa. En la actualidad, si la ganadería industrial fuese un país, sería el tercer emisor de gases de efecto invernadero más grande del mundo. Los datos nos dicen que para hacer una hamburguesa de ternera de tamaño promedio se necesitan alrededor de 1.695 litros de agua.

Además, cabe recordar que según un completo estudio elaborado por The Lancet, con 37 especialistas de 16 países distintos, debemos multiplicar por dos el consumo de frutos secos, frutas, verduras y legumbres, y reducir a la mitad del consumo de carne y azúcar.

Ver ahora: