Logo Computerhoy.com

Construyen un exoesqueleto para que las serpientes puedan andar, y es aterrador

Hay algo en las serpientes que intimida a muchas personas. Y verlas caminar a cuatro patas, no ayuda en absoluto...

Construyen un exoesqueleto para que las serpientes puedan andar, y es aterrador
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Es un dato poco conocido, pero hace 100 millones de años, las serpientes tenían patas. La razón es que son una evolución de los lagartos, aunque los científicos no se ponen de acuerdo sobre si provienen de los reptiles terrestres o marinos.

Lo que sí intuyen, en base a fósiles de hace 90 millones de años, es que las serpientes fueron perdiendo las patas poco a poco. Primero las delanteras, y luego las traseras. ¿La razón? Sin patas pueden colarse más fácilmente en las madrigueras para cazar.

Durante millones de años no parece que hayan echado de menos las extremidades. Pero un youtuber llamado Allen Pan ha decidido que es el momento de que las serpientes vuelvan a caminar. Así que ha construido un exoesqueleto para serpientes, que las convierte en reptiles cuadrúpedos. Y el resultado es bastante inquietante. Puedes verlo en este vídeo:

Al principio Allen Pan tenía la intención de poner dos patas delanteras y otras dos traseras sujetas al cuerpo de la serpiente, pero esta idea tiene un fallo: la parte central queda colgando en el aire y la serpiente no estaría cómoda.

La solución fue usar un tubo por el que se introduciría la serpiente. Este tubo tiene dos patas en un extremo y otras dos en el otro, creadas con una impresora 3D.

Dos motores servos controlados por una placa base conectada a un ordenador, permite a las patas moverse de forma similar a un dragón de komodo.

Ya solo le faltaba una serpiente, pero alquilar una en un zoo para grabar vídeos cuesta 3.000 dólares al día, y en empresas especializadas que alquilan animales para sesiones fotográficas, 350 dólares la hora.

Así que acudió a una tienda de mascotas, y allí le dejaron probar con una. Estuvieron un buen rato hasta que la serpiente aceptó meterse por el tubo. Cuando comienza a andar parece bastante cómoda con la experiencia, y no tiene intención de bajarse del exoesqueleto.

 

Por desgracia el robot no es muy avanzado, ya que solo puede avanzar en línea recta, no sabe girar. Pero como prueba de concepto, el experimiento ha sido un gran éxito.

Ver a una serpiente andar con un exoesqueleto da un poco de grima, pero quién sabe si habremos despertado algún gen oculto en la serpiente del experimiento, y las patas perdidas hace millones de años, vuelven a crecer... 

No es ninguna tontería: las pitones, por ejemplo, tienen extremidades vestigiales, y algunos expertos creen que en cualquier momento podrían desarrollar patas sin que para ello sea necesario un ciclo evolutivo completo. Solo requieren de una mutación genética correcta para terminar de desarrollar las patas que ya tienen.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: MascotasCuriosidades, robótica