Skip to main content

Fabrican una piel flexible que cambia de color al doblarla

piel que cambia de color
user

15/03/2015 - 13:46

Investigadores de la Universidad de California (Berkeley, EEUU) han logrado algo hasta ahora nunca antes visto: una piel artificial capaz de cambiar de color al doblarla, simplemente ejerciendo una pequeña fuerza. El estudio se ha publicado en la revista Optica.

Uno de los miembros del equipo que ha participado en esta investigación, Connie J. Chang-Hasnain, explica que "esta es la primera vez que alguien ha fabricado una piel camaleónica flexible que puede cambiar de color simplemente doblándola".

Pero, ¿qué implicaciones tiene este descubrimiento y avance para la sociedad (lo que debería ser siempre el fin último de la tecnología)? Se podría emplear, por ejemplo, para detectar defectos en edificios, puentes o aviones, y que no podrían detectarse hasta el momento siguiendo otra técnica. Chang-Hasnain también explica que "en ese momento, esperamos poder encontrar aplicaciones en el entretenimiento, la seguridad y la vigilancia".

Por el momento, ya puede encontrarse el primer prototipo de esta piel camaleónica artificial. Tiene concretamente un centímetro cuadrado de silicio y es capaz de crear una variedad de colores brillantes: verde, amarillo, naranja, rojo (pueden verse en la imagen que encabeza esta noticia). La idea es que este número de colores pueda aumentar en un futuro.

Descubrimientos que ayudan a la sociedad: Vacuna española contra el Alzheimer demuestra ser eficaz

Los investigadores tomaron, para llevar a cabo esta creación, una película de silicio 1.000 veces más fina que un cabello humano. Entonces, eligieron qué colores querían que se reflejasen en el material y grabaron estas características en dicha película y en forma de crestas en una sola capa delgada. Así, han conseguido que según la presión que se efectúe sobre el material, éste muestre uno u otro color (modulando el espacio entre las barras o crestas se logra este cambio de color). Lo que se hace en realidad es controlar las características de la superficie a muy pequeña escala, de forma que refleje longitudes de onda de la luz.

Uno de los detalles principales y más importantes es que no hace falta un cambio químico para lograr el cambio de color, con lo que no sería necesario el uso de tintes químicos o pigmentos.

[Fuente: MuyInteresante]

Ver ahora: