Skip to main content

Alimentos navideños y plantas que son tóxicas para las mascotas

Gato comiendo árbol Navidad

28/12/2021 - 00:48

Cada uno vive la Navidad a su manera, y desde la perspectiva de las mascotas son unos días de caos, sustos, y nuevos peligros para su salud.

Acostumbramos a ver la Navidad desde el punto de vista humano. Pero si nos ponemos en la piel de un perro o un gato, es una experiencia inquietante... y potencialmente dañina.

La primera sensación que perciben las mascotas de la casa, es el caos. Su territorio es invadido por extraños objetos de decoración, visitantes inesperados, fiestas y reuniones que no son habituales. Esto les pone realmente nerviosos.

Pero lo peor llega con todas esas nuevas plantas, árboles, comidas y bebidas navideñas, que pueden sentarles mal si las comen, e incluso son tóxicas.

Según informa IFLScience!, hay muchas comidas típicamente navideñas que son dañinas para las mascotas, y pueden provocar intoxicaciones, problemas de salud, e incluso la muerte.

En estas fechas se prepara mucha comida, y casi siempre sobra, así que es habitual que parte de ella acabe alimentando a los animales.

Darse un atracón de comida grasa puede provocar pancreatitis en el perro, una dolencia bastante grave. También pueden ser peligrosos los huesos de la basura, si nos descuidamos y descubrimos que ha estado hurgando en ella.

Las tartas, los turrones y otros postres navideños a veces tienen pasas, que son tóxicas para los perros.

Las uvas, las grosellas y las nueces de macadamia también producen problemas estomacales en las mascotas.

En estos días se consume bastante alcohol, incluso postes emborrachados, que es tóxico para perros y gatos.

Los adornos de masa de pan cruda, el queso azul y la masa de sal también tiene ingredientes que ponen enfermos a los perros.

¿Más alimentos tóxicos para perros y gatos que se usan en Navidad? Las cebollas, los ajos y los cebollinos. Por no hablar del chocolate o el edulcorante artificial, otras dos sustancias tóxicas que no pueden digerir.

Y no hay que tener en cuenta solamente los alimentos.

Las plantas que se regalan en Navidad o se usan para decorar, como la poinsettia, el muérdago y las bayas de acebo, son tóxicas si se consumen. Las hojas y flores de los lirios son muy peligrosas para los gatos.

Las agujas de los árboles de Navidad pueden penetrar en las patas, causando heridas.

No se trata de vivir la Navidad con miedo, pero sí hay que tener vigiladas constantemente a las mascotas, y procurar que no coman nada que pueda perjudicarles.

Es una celebración humana, pero a ellos también les afecta...

Y además