Skip to main content

FLIP, el barco que se hunde a voluntad para explorar el fondo marino

FLIP

25/04/2019 - 21:44

Ver hundirse un barco siempre es una tragedia. Salvo que se trate de FLIP, el barco que se hunde a voluntad para estudiar los fondos marinos. FLIP puede hundirse y colocarse en vertical hasta quedar apenas el 10% de su armazón en la superficie, y volver a flote cuando termina su misión. Es un barco único en el mundo, no existe otro como él.

FLIP mide 108 metros de largo, y está fabricado con miles de toneladas de acero inoxidable. Cuando está en posición vertical posee una estabilidad similar a una boya, así que no le afectan las mareas ni el oleaje.

Hablando propiamente no se trata de un barco, ya que no posee propulsión, y debe ser arrastrado. En realidad es una plataforma flotante. En este vídeo puedes ver cómo se hunde en el mar y se coloca en vertical:

¿Cómo consigue FLIP volterarse en el mar y convertirse en una boya?

Cuando quiere hundirse en el agua, abre los tanques que tiene en la proa, para que se llenen de agua. Esto hace que la plataforma se hunda. El proceso de colocarse en vertical dura unos 30 minutos.

La tripulación, compuesta por 5 tripulantes y 11 científicos, se coloca en el extremo de la plataforma. Como el proceso dura 30 minutos no es complicado pasar de la posición horizontal a la vertical, pero en los últimos 5 minutos hay que tener cuidado porque FLIP se inclina rápidamente. En esta posición, FLIP penetra casi cien metros en el fondo del mar.

Para volver a flotar el barco que se hunde a voluntad llena los tanques con aire comprimido. Este aire expulsa el agua de los tanques y, al mismo tiempo, se usa para aumentar la flotabilidad.

Los 10 mayores mitos sobre la ciencia que no te debes creer

Aunque FLIP parece un prodigio de la tecnología, no es un invento moderno. Se fabricó en 1962, y su primera función fue la de estudiar la propagación de los sonidos producidos por los barcos de guerra en el fondo del mar.

Pero en sus más de 50 años de vida se ha reconvertido y ahora también se usa para estudiar cómo se comunican las ballenas, y los fenómenos meteorológicos y geofísicos de los fondos marinos.

Además FLIP funciona como un laboratorio educativo en el mar, en donde estudiantes de todas las edades realizan diferentes tipos de experimentos.

Tags:

#ciencia