Logo Computerhoy.com

Una forma de arte del siglo XIX es revivida para facilitar la lectura de imágenes científicas en invidentes

Una forma de arte del siglo XIX es revivida para facilitar la lectura de imágenes científicas en invidentes

Un arte del siglo XIX se ha revivido para permitir a personas invidentes o con discapacidad visual "ver" imágenes científicas a través del tacto.

Parece una locura pero la ciencia quiere que todos podamos visualizar de alguna manera imágenes como las que recientemente hemos podido disfrutar del nuevo telescopio James Webb.

Y es que, hay un cierto sector de la población que, ya sea porque es invidente, o porque tiene problemas visuales, no pueden visualizar datos científicos. Esto ahora ha acabado gracias a un arte antiguo recuperado, conocido como litofanía.

En pocas palabras, nos encontramos ante una forma artística de representación de imágenes a través de grabados. Estos finos grabados solían estar hechos de materiales translúcidos como la porcelana o la cera. Cuando se retroiluminaban, aparecía una imagen tridimensional.

La técnica cayó en desuso tras la invención de la fotografía, pero la llegada de la impresión en 3D ha reavivado el interés. Hoy en día, las litofanías se suelen hacer con plástico, impreso en 3D a partir de cualquier imagen 2D convertida en topografía 3D.

Según un artículo publicado recientemente en la revista Science Advances, estas litofanías son accesibles para estas personas y deben usarse para mostrarles cosas que se están perdiendo.

"Esta investigación es un ejemplo de cómo el arte hace que la ciencia sea más accesible e inclusiva". dijo el coautor Bryan Shaw. "Las imágenes que salen del telescopio Webb son inaccesibles para las personas ciegas. Sin embargo, demostramos que unos gráficos táctiles y delgados, llamados litófanos, pueden hacer que todas estas imágenes lo sean, independientemente de la vista", continúa.

Desde luego, puede parecer una tontería, pero la '"visualización" de los conceptos científicos es común tanto en la escuela como en grados más altos y supone considerables barreras educativas para los estudiantes con ceguera o baja visión.

Ante esto, recursos como el braille o modelos táctiles, parecen quedarse algo cortos y esto daría un empujón final para que cada vez más invidentes o discapacitados visuales salten a este campo. Los autores imaginan un día en el que las tradicionales diapositivas de PowerPoint utilizadas en las charlas, puedan convertirse en litofanías, y los asistentes sostengan los gráficos en sus manos.

Encontrar una forma de crear gráficos científicos táctiles universales que puedan utilizar tanto los ciegos como los videntes eliminaría una antigua barrera que ha mantenido a muchos discapacitados visuales fuera del mundo de las ciencias.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: arte, Salud, imágenes