Skip to main content

Formas geniales de abrir una botella de vino sin sacacorchos

Copa de vino

Getty Images

11/02/2021 - 22:15

¿Quieres disfrutar de una botella de vino pero no tienes sacacorchos? No hay problema: descubre estas formas alternativas quitar el corcho que te sacarán de más de un apuro.

San Valentín está a la vuelta de la esquina y seguro que muchas parejas brindarán con un buen vino para celebrar el Día de los Enamorados. Pero, ¿qué pasa si, a la hora de abrir la botella, resulta que no hay sacacorchos?

Seguro que has tenido este problema en alguna ocasión. Es posible que alguna vez hayas llevado vino para una comida o una cena, y resulta que los anfitriones no tenían sacacorchos, o que hayas querido descorchar una botella en casa y que el abridor no haya aparecido por ninguna parte.

Para que estos inconvenientes no supongan un problema, toma nota de estas formas geniales de abrir una botella de vino sin sacacorchos.

  • Empuja el corcho hacia adentro. Es al solución más popular en estos casos, aunque no la más conveniente, ya que los restos del corcho pueden caer en las copas al servirlo. Puedes empujar el corcho con cualquier instrumento: la punta de un destornillador, un cuchillo de mantequilla, el mango de una cuchara... Si tienes filtros de café, úsalos para servir el vino y evitar que caigan restos de corcho en las copas.
  • Usa un tornillo. Introduce el tornillo en el corcho pero no hasta el fondo, deja fuera alrededor de medio centímetro. Después, usa la horquilla de un martillo, un tenedor o cualquier otro instrumento que te permita hacer palanca, y tira con fuerza para extraer el corcho.
  • Usa unas tijeras. Abre las tijeras y clava una de las hojas aproximadamente hasta la mitad del corcho. Después, agarra las tijeras donde se unen las dos hojas y tira hacia arriba poco a poco para que el corcho vaya saliendo.
  • Usa un cuchillo. Introduce la punta del cuchillo entre el corcho y el cuello de la botella, y haz palanca hacia arriba para que se vaya desplazando poco a poco. Ve girando la botella y repitiendo la misma operación para ir empujando el corcho. Ten cuidado de no romperlo, y cuando sobresalta lo suficiente, sácalo con la mano.
  • Con una llave de casa. Clava una llave de casa en el corcho en diagonal, en un ángulo de 45 grados, hasta que toda la punta de la llave quede dentro. Después, ve    girando la llave con cuidado mientras empujas hacia arriba. 

Y además