Skip to main content

La fórmula infalible para aprobar los exámenes tipo test con el mínimo riesgo

Examen tipo test

Getty Images

24/05/2021 - 20:24

Los exámenes tipo test son cada vez más populares, especialmente en asignaturas o cursos que se imparten a través de Internet. Este es el truco para minimizar los suspensos.

Para aprobar un examen tipo test, como cualquier examen, hay que responder correctamente a cierto número de preguntas. Pero existe una variante muy usada, que nos permite jugar a nuestro favor: los test con preguntas que restan puntos.

Muchos exámenes tipo test dan cierta puntuación por acertar, te restan puntos si fallas, y no puntúan las preguntas que no respondes.

Aquí entran en juego las matemáticas, que nos dicen que en un examen de este tipo con, por ejemplo, 20 preguntas, debes responder a 15 preguntas para minimizar el suspenso, pero nunca, nunca a 16 preguntas. ¿Por qué? Vamos a explicarlo.

Esta fórmula ha sido desarrollada por Carlos Pes, y la puedes encontrar completa y muy bien explicada en su web Carlos Pes. Nos ha llegado a través de TICbeat.

Para entenderlo vamos a usar un ejemplo de examen tipo test muy común en universidades o cursos técnicos. Recuerda que solo sirve con exámenes en donde te quitan puntos si fallas, y cuando tu objetivo es el aprobado, no buscar la máxima nota.

Supongamos que debemos hacer un examen de 20 preguntas, en donde te dan 0,5 puntos si aciertas, y te restan 0,125 puntos si fallas. Las no respondidas no puntúan.

Tenemos un dato obvio: para aprobar hay que acertar 10 preguntas, ya que 10 x 0,5 puntos = 5, es decir un aprobado. Pero responder solo 10 es muy arriesgado, porque si fallamos una, suspendemos.

La lógica nos dice que no merece la pena responder a 11 preguntas. ¿Por qué? Si tenemos 10 bien y una mal, eso es: 10 x 0,5 = 5 puntos por las respuestas válidas, le restamos 0,125 de la que hemos fallado, y nos queda un 4,875, es decir un suspenso.

Si respondemos 12, podemos fallar 1 y aprobar: 11 x 0.5 - 0,125 = 5,375

Por tanto, es mejor responder 12 que 11 preguntas.

Siguiendo la progresión vemos que respondiendo 13 puedo fallar 2 y aprobar, y lo mismo con 14  (acepta 3 fallos), y con 15 (acepta 4 fallos). Pero aquí viene la curiosidad: NO RESPONDAS a 16 preguntas. ¿Por qué?

Imaginamos que hemos respondido a 15 preguntas. Para aprobar basta con tener 11 bien, ya que si tenemos 11 bien y 4 mal:  11 x 0,5 - (4 x 0,125) = 5 (Aprobado).

En cambio, con 16 preguntas, si hacemos 11 bien y 5 mal = 11 x 0,5 - (5 x 0,125) = 4,875, suspenso.

En otras palabras, con 15 preguntas nos basta con 11 para aprobar seguro, pero con 16 necesitaremos 12 respuestas válidas. Por tanto es mejor responder solo 15. Y es el número óptimo, mejor que 12, 13, o 14, porque te deja fallar más preguntas manteniendo las 11 necesarias para aprobar.

Siguiendo el mismo razonamiento, también es mejor responder exactamente 20 preguntas que 17, 18, o 19.

Si lo lees un par de veces seguro que lo pillas, pero si no es así basta con saber con existe una forma matemática que nos da las preguntas óptimas: (N/2) + 1 + R

N es el número de preguntas del examen, y R el número de preguntas falladas que anulan una respuesta acertada.

En nuestro ejemplo N= 20 y R= 4, porque 4 respuestas falladas anulan una respuesta acertada: 0,125 (fallo) x 4 = 0,5 (acierto).

Aplicando la fórmula: (20/2) + 1 + 4 = 15. Así que debes intentar responder 15 preguntas, y solo 15, salvo que añadas alguna que sepas que es correcta al 100%.

Si queremos el siguiente número óptimo hay que aplicar lo que hay después del paréntesis: 1 + 4. Así que el siguiente número óptimo al 15 es 15 + 1 + 4 = 20, tal como habíamos deducido antes.

Esta fórmula sirve para todo tipo de test que siga el esquema premio / castigo, según aciertes o falles.

Por ejemplo, un examen muy común en oposiciones, según cuenta Carlos Pes, tiene 100 preguntas. Te dan 0,1 puntos por acierto, te restan 0,033 si fallas.

Aplicando la fórmula (N/2) + 1 + R vemos que N=100 y R=3, porque 0,033 x 3 = 0,1. Así que el número de preguntas óptimas a responder para minimizar el riesgo de suspenso, es:  (100/2) + 1 + 3 = 54 preguntas.

Si te enfrentas a un examen de este tipo responde solo a las 54 preguntas que estés más seguro de que conoces las respuestas correctas, y tendrás el mínimo riesgo de suspenso.

Si quieres el siguiente número óptimo, sumamos lo que hay después del paréntesis: 1 + 3. Por tanto: 54 + 1 + 3 = 58. Otros números óptimos: 62, 66, 70, etc.

Responde siempre un número óptimo de preguntas, y tendrás el mínimo riesgo de suspenso.

Todo esto no sirve de nada si no respondes correctamente las preguntas necesarias para aprobar, así que... ¡no queda más remedio que estudiar!

MateBook D15 2021

MateBook D15 2021

Nueva generación de uno de los portátiles ultrafinos más populares de Huawei. Mantiene la línea de diseño de modelos anteriores y destaca por incorporar procesadores Intel Core de 11ª Gen y WiFi 6.

Etiquetas:

#Educación

Y además