Skip to main content

Francia prohibirá los móviles en la escuela a partir de septiembre

Móvil en la escuela

03/08/2018 - 07:53

Que niños y adolescentes tengan su propio smartphone es algo que puede ser motivo de debate debido a los peligros de la red, si no se sabe navegar de forma correcta, y a los riesgos a la seguridad. Lo que no es motivo de debate, ahora ya no, será el uso del móvil en las escuelas a partir del siguiente curso.

Y es que, la Asamblea Nacional francesa acaba de hacer oficial la prohibición del móvil en las escuelas y algunos cursos de secundaria, hasta los 15 años. Esta prohibición ha sido impulsada por el presidente de la República, Emmanuel Macron, quien elevó este asunto a un tema de salud pública.

Se trata de un paso más frente a una prohibición que se puso en marcha en 2010 que impedía el uso del móvil en las clases y durante las comidas, pero las escuelas tenían potestad para realizar excepciones ''pedagógicas''. Ahora, sin embargo, no habrá excepción que valga, ya que se prohibe de forma expresa el uso de todo tipo de dispositivos inteligentes (móviles, tablets y smartwatches) en los centros escolares.

Estos son los signos que indican que una persona es inteligente

El objetivo de esta nueva ley es el de mejorar el ambiente escolar, promoviendo un entorno en el que la concentración sea mayor y donde los alumnos y alumnas interactúen entre ellos y no con su dispositivo inteligente en cuanto tienen oportunidad. Eso sí, la nueva ley no establece multas o castigos, y tampoco dicta cómo deben actuar los centros en materia de confiscación del dispositivo. Todo eso queda bajo el criterio interno del propio centro.

La prohibición del uso del móvil en las escuelas francesas a partir de septiembre marca un precedente que otros países seguirán con atención. Desde la Federación Estadounidense de Maestros ya se ha señalado que se seguirá la evolución en los centros franceses, pero también se avisa que el contar con un móvil da tranquilidad a los padres frente a cualquier emergencia. 

Lo que está por ver es si los alumnos podrán llevar a clase sus dispositivos estando apagados o en silencio o si el veto es al dispositivo en sí, lo que provocaría que, en ese caso, el alumno estuviera totalmente incomunicado.

También hay que ver la aplicación de la medida, si el maestro es quien confisca los móviles al entrar en el aula, y cómo se regulará el uso de tablets y ordenadores portátiles en asignaturas que lo requieran. Vaya, las TIC que cada vez están más presentes en los centros.

Ver ahora: