Skip to main content

Fukushima evacúa a un robot debido a los altos niveles de radiación

Fukushima evacúa a un robot debido a los elevados niveles de radiación

10/02/2017 - 08:50

Los niveles de radiación en Fukushima están alcanzando picos tan elevados que ni los propios robots pueden soportar pasar más de unos pocos minutos dentro de la central. Tras haberse detectado un agujero de dos metros de diámetro en uno de los reactores, las autoridades de Japón han estado haciendo todo lo posible por averiguar hasta qué punto es crítica la situación que se está viviendo ahora mismo dentro del reactor nº 2.

Pero de momento los esfuerzos de Tokyo Electric Power Co (TEPCO), la empresa que está gestionando la limpieza de Fukushima, no están dando los frutos esperados. La compañía ha tratado de enviar este pasado jueves un robot al interior del reactor para hacer un balance de los daños, pero los niveles de radiación están siendo tan altos que el robot ha tenido que dar la vuelta antes de haber completado su trabajo.

La situación actual del reactor número dos de Fukushima se resume en que, a comienzos de esta semana, una cámara instalada dentro de este reactor detectó la aparición de un agujero de unos dos metros de diámetro que supuestamente procede de una fuga de combustible. Tan elevada es la radiación que está emitiendo este agujero que no ha sido ni siquiera posible hacer una medición exacta; por lo que revelan las interferencias de la cámara que hay en el interior del reactor, se están alcanzando picos de 530 sieverts por hora.

Japón ha dado la voz de alarma: han detectado un agujero de dos metros en la central de Fukushima

Para poner esta cifra en contexto, basta con decir que para una persona una simple exposición a una radiación de 100 millisieverts (un sievert equivale a 1.000 milisieverts) es suficiente para incrementar el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer. Para los robots, una radiación de 530 sieverts por hora impide el desarrollo de cualquier tarea más allá de un plazo de unas pocas horas (y eso en el mejor de los casos).

Este robot de Fukushima tenía como objetivo despejar el camino hacia el agujero detectado en el reactor número dos para, después, enviar otro robot más grande con los instrumentos necesarios para medir la radiación exacta en la zona de la fuga de combustible.

Detectan nubes de radiación en altitudes usadas por los aviones

El robot en cuestión en teoría estaba preparado para soportar niveles de radiación de hasta 1.000 sieverts por hora, pero tras dos horas de misión la radiación calculada en base al ruido que emitía la imagen de la cámara alcanzaba aproximadamente los 650 sieverts por hora.

Después de captar unas pocas imágenes, la cámara del robot empezó a fallar debido a la radiación. Tras poco más de dos horas de misión, a los responsables de la limpieza no les quedó más remedio que traer de vuelta toda la maquinaria antes de que fuera demasiado tarde. El estudio del interior del reactor está suponiendo un verdadero reto para la tecnología actual, y un representante de TEPCO ya ha adelantado que la compañía necesitará equipar sus robots con instrumentos mucho más resistentes a la radiación.

La imagen que captó el robot antes de tener que regresar a la base

En cualquier caso, este intento fallido no va a cambiar los planes que tiene TEPCO para la fuga detectada en el reactor número dos: de una o de otra forma, la compañía hará llegar hasta la zona un robot que permita descubrir la forma más segura de remover el combustible que ha provocado la aparición del agujero. Lo único que puede cambiar son los plazos de la misión, la cual antes de este imprevisto estaba programada para llevarse a cabo a lo largo de este mismo mes de febrero.

China quiere convertir Chernobyl en una enorme planta solar

[Vía: ABCNews]

Tags:

#Japón

Ver ahora:

Te recomendamos