Google Glass pasará a formar su propia unidad de negocio

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Google Glass, más cerca de la realidad

El equipo de Google Glass anunció el jueves que finalmente ha llegado el momento de abandonar los laboratorios de Google[x] para convertirse en su propia unidad de negocio.

La nueva unidad de Google Glass será asignada a Tony Fadell, quien actualmente encabeza Nest Labs de Google. El equipo de Glass en sí seguirá siendo dirigido por Ivy Ross, con la diferencia que ésta ahora reportará a Fadell.

Como parte de la nueva dirección de las Glass, Google dejará de vender la Edición Explorador de Google Glass después del 19 de enero, aunque algunas unidades continuarán siendo puestas a disposición de los desarrolladores y empresas que trabajan en aplicaciones específicas.

Google insinuó que ya tiene planes para la próxima versión de Google Glass y, aunque no se proporcionaron líneas de tiempo, se prevé que la próxima actualización podría ser lanzada en 2015.

Para qué podemos usar las Google Glass.

Algunas fuentes indican que este cambio en la dirección de Google Glass podría señalar también un cambio en la forma en que Google desarrolla productos para el mercado. Glass fue probablemente el programa "beta" más ambicioso en la que la compañía participó, en parte gracias al coste de 1.500 dólares por gafa para todo el que quisiera ser voluntario para ser un beta tester.

El nuevo cambio puede ser señal de una transición hacia un camino más tradicional de desarrollo de productos, similar al seguido por Nest y Apple, en el que los productos se desarrollan en secreto y son lanzados solamente cuando se consideran "totalmente terminados."

En el anuncio de Glass del jueves, Google hace mención específica de su iniciativa Glass at Work.

Muchos observadores de la industria ven un futuro brillante para las Glass en aplicaciones de trabajo. Sin embargo, Ross viene de un fondo orientado al consumidor y Nest de Google es también una plataforma fuertemente orientada al consumidor.

A pesar de la lentitud de las ventas después de que el programa se abrió a principios de este año y la crítica persistente sobre cuestiones de privacidad y las deficiencias técnicas, Google parece ver un gran potencial para el dispositivo portátil en los mercados empresariales y de consumo.